Blog 
Massive Technology
RSS - Blog de Cassandra Bohatí

El autor

Blog Massive Technology - Cassandra Bohatí

Cassandra Bohatí

Originaria de Senegal, me mudé a Hawai siendo una niña. Desde entonces he ido recorriendo el mundo adquiriendo gran experiencia en dispositivos tecnológicos.

Sobre este blog de

¿Qué no podemos hacer?


Archivo

  • 08
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    contraseñas

    Por qué usar contraseñas sencillas no es culpa nuestra

    Por qué usar contraseñas sencillas no es culpa nuestra

    SplashData, un proveedor de aplicaciones de seguridad, publica todos los años un ranking con las contraseñas más utilizadas en el mundo. Este informe es curioso en muchos sentidos, pero sobre todo porque se siguen repitiendo las dos contraseñas más frecuentes en el planeta. En el número 1 está “123456” y en el número 2 está “password” (contraseña).

    Este informe es gracioso, divertido y quizás alarmante pero, en contra de lo que muchos medios de comunicación y empresas de seguridad argumentan, la culpa no la tenemos los usuarios. Nuestra mente no es perezosa a la hora de crear contraseñas o nos falta creatividad, el problema es que ellos, los desarrolladores de sistemas, aplicaciones y entornos digitales, no han avanzado en absoluto en este sentido.

    Los sistemas de registro a un gran número de programas digitales pueden ser más o menos seguros, pero siempre se basan en un usuario y contraseña. Como especialista en contenidos en Internet he encontrado algunas variables de este sistema, como el de asociar una imagen a tu tipo de usuario, pero son excepciones en un mundo virtual dominado por la exigencia de una contraseña.

    Si contamos Facebook,Twitter, el correo electrónico, la contraseña de nuestro terminal operativo, de nuestro smartphone, de programas de gestión… y así innumerables entradas en Internet, lo cierto es que nos están exigiendo a los usuarios una creatividad de la que ellos adolecen.

    El único sistema realmente seguro y de avance que he encontrado en mi trayectoria profesional es el de conectar a un entorno mediante Facebook, pero esto lo que está motivando es a hacer crecer la red social más que a ofrecer un sistema de identificación completamente seguro para el usuario.

    En mi opinión, la máxima seguridad debería centrarse en una doble vertiente. Por un lado un sistema integrado de usuario, desde el que pueda accederse a cualquier tipo de programa o software, registrarse, gestionarlo y cerrar sesión siempre que se desee.

    A su vez, debería garantizarse el acceso seguro a este sistema integrado. La firma digital podría ser un método efectivo, si no fuera por la dificultad que está teniendo para expanderse al ritmo que las administraciones públicas y las empresas privadas querrían. En este sentido, desarrollos como la identificación ocular, huellas digitales y sistemas similares podrían servir para un acceso único y seguro sin tener que preguntarnos continuamente una contraseña de acceso. Mientras tanto, seguiremos con nuestro 123456 de toda la vida.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook