Blog 
Massive Technology
RSS - Blog de Cassandra Bohatí

El autor

Blog Massive Technology - Cassandra Bohatí

Cassandra Bohatí

Originaria de Senegal, me mudé a Hawai siendo una niña. Desde entonces he ido recorriendo el mundo adquiriendo gran experiencia en dispositivos tecnológicos.

Sobre este blog de

¿Qué no podemos hacer?


Archivo

  • 21
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Facebook

    La tecnología evita aislamiento social, pero también lo impide

    La tecnología evita aislamiento social, pero también lo impide

    Si algún lector vivió el siglo pasado, recordará en caso de haberlo hecho con suficiente edad que la tecnología, sobre todo a nivel informático, era objeto de polémicos debates en los que se visualizaba una sociedad aislada del mundo, que podía satisfacer todas sus necesidades a través de una máquina.

    Más tarde se estrenó la película de los hermanos Wachowski, The Matrix (1999) en la que se exageraba esta situación hasta un mundo post apocalíptico en el que los humanos eran “cosechados” por máquinas. 5 años después surgió Facebook.

    Como curiosamente ha sucedido con prácticamente todos los inventos de la Humanidad, los peores augurios no se han cumplido, de forma que Facebook y el resto de tecnología digital no sólo evitaba el aislamiento social, sino que potenciaba al máximo las relaciones sociales de forma inimaginable. Hablar y comentar todos los días curiosidades con familiares y conocidos en la otra parte del mundo no sólo era posible, sino terriblemente sencillo.

    El problema, de hecho, ha surgido desde la otra vía, la de impedir el aislamiento social. Si no quieres que determinada persona sepa nada de ti, estar en Facebook (o en otras redes sociales) va a dificultar muchísimo esta tarea.

    De nuevo en una película, esta vez la de La red social (2010) de David Fincher, se exponía teóricamente cómo Mark Zuckerberg creó Facebook de la nada. Una escena muy interesante muestra cómo al tener la necesidad de saber si una persona tenía pareja, incorporaba esta funcionalidad en la incipiente red social, causando, como en casi todas las actualizaciones de la plataforma, una auténtica revolución.

    Poner que se está sin pareja, con ella, prometido/a, en matrimonio, en estatus de divorcio, etc. era una “necesidad” de todos los usuarios hasta el punto de que cada vez que dicha situación se modificaba por la evolución imparable que tiene la vida, todos tus contactos se enteraban de ello ¡y era una de las noticias más comentadas del día!

    Dicha evolución, obviamente no siempre es positiva. Las rupturas ocasionaban la necesidad de “impedir” que el ex o la ex pudiera acceder a nuestro contenido. Surgió entonces el bloqueo de acceso a otros usuarios, los rangos de visualización, etc. Pero seguía siendo insuficiente, ya que otras personas tenían fotografías de la pareja, las comentaban, las compartían y en la biografía de él y de ella aparecían estas interacciones.

    Esta semana Facebook ha anunciado la funcionalidad de impedir que tras una ruptura de relación ambos usuarios tengan vinculaciones de contenido, de forma que a efectos prácticos para cada uno dejarán realmente de existir. Es una nueva actualización que, curiosamente, busca ese aislamiento social, aunque sea respecto a determinadas personas, que tanto se temía.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook