Blog 
Massive Technology
RSS - Blog de Cassandra Bohatí

El autor

Blog Massive Technology - Cassandra Bohatí

Cassandra Bohatí

Originaria de Senegal, me mudé a Hawai siendo una niña. Desde entonces he ido recorriendo el mundo adquiriendo gran experiencia en dispositivos tecnológicos.

Sobre este blog de

¿Qué no podemos hacer?


Archivo

  • 24
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    smartphones telefonos moviles

    La cara oculta de los smartphones

    La cara oculta de los smartphones

    Un amigo me llamó la semana pasada para decirme que no venía a cenar. Llegaba a su casa del médico por un fuerte dolor en la mano derecha, tras un rápido examen visual y un par de pruebas en el hospital, le habían diagnosticado un grave esguince de muñeca, derivado ¡del uso del móvil!

    A los antibióticos y analgésicos diagnosticados, mi amigo le sumó su frustración por haber encontrado una lesión de un uso cotidiano, ya que no por esta situación va a dejar de utilizar el móvil, frecuentemente con la mano derecha.

    No es el primer caso que las nuevas tecnologías provocan malestares físicos o emocionales. En mi propia piel he sentido el agudo dolor del síndrome del túnel metacarpiano, que me obligó hace ya años a renunciar a navegar con un ratón. Puede parecer imposible, pero curiosamente somos muchos los que necesitamos de un lápiz digital para que nuestra experiencia en la Red no se convierta en la causa de un problema de salud.

    He mantenido siempre la creencia de que los smartphones actuales no están diseñados para nuestra fisonomía natural. Nuestras manos, sencillamente, no están creadas para deslizarse por pantallas, para seleccionar elementos táctiles, ni para ampliar con un extraño movimiento del pulgar y el índice. Quizás nuestros tataranietos disfruten de una modificación genética que les proporcione algunos centímetros extra o una curvatura diferente de la mano, para que este tipo de problemas sea una anécdota histórica. Sin embargo, hasta ahora los usuarios de iPhones, Samsungs Galaxy y demás tenemos que sufrir ésta y más dolencias derivadas de su uso.

    Entre las más frecuentes está también el de la visión. Si el lector recuerda o, sencillamente, ha vivido la época de los años 90, podrá trasladarse mentalmente a aquella época en la que las pantallas de ordenadores necesitaban incluir un protector visual, incómodo y oscuro, que en teoría protegía a los ojos de una exposición continuada.

    Estos protectores terminaron desapareciendo casi por completo, porque en teoría las pantallas de ordenador ya son óptimas para el ojo humano. ¿Lo son las pantallas táctiles de los smartphones? Teóricamente sí, pero la continua mirada concentrada en una pequeña pantalla (cada vez mayor, eso sí), provoca problemas de enrojecimiento de ojos, cansancio visual, emborronamiento de la visión, etc. Los oculistas ven crecer su negocio, mientras los smartphones se venden en cantidades industriales.

    A pesar de todo, la sociedad no toma conciencia de estos problemas, pero sí de otros que afectan más a la psique humana. Fenómenos como la adicción, el insomnio o la apatía social tienen como origen común el uso abusivo del smartphone de turno.

    No quiero transmitir una imagen incorrecta de mi persona. Adoro los teléfonos móviles y seguiré usándolos mientras pueda. Pero conocer los riesgos de una “herramienta” siempre ayuda a un uso más efectivo de ella.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook