Blog 
Massive Technology
RSS - Blog de Cassandra Bohatí

El autor

Blog Massive Technology - Cassandra Bohatí

Cassandra Bohatí

Originaria de Senegal, me mudé a Hawai siendo una niña. Desde entonces he ido recorriendo el mundo adquiriendo gran experiencia en dispositivos tecnológicos.

Sobre este blog de

¿Qué no podemos hacer?


Archivo

  • 22
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SafeHer

    ¿Es SafeHer una llamada de atención a todas las apps sociales?

    ¿Es SafeHer una llamada de atención a todas las apps sociales?

    SafeHer es ya una realidad. Se trata de una aplicación que evoluciona el concepto de Uber con ciertas mejoras, pero cuya principal diferencia es que es exclusivo para mujeres, con el fin de evitar casos de acoso o de agresiones de cualquier tipo.

    Las conductoras tendrán que ser mujeres y presentar cualquier historial delictivo que se encuentre relacionado con ellas. Las pasajeras podrán llevar como acompañantes sólo menores de 13 años. De hecho, ni siquiera se trata de una empresa rival, sino de una organización sin ánimo de lucro que destina los beneficios a instituciones escogidas por las clientas.

    La mayor alarma de este tipo de apps es el hecho de que son completamente necesarias. Me hace pensar esta situación en el pasado, relacionándolo con esos entornos sociales en los que la gente se conectaba y terminaba quedando para conocerse. Eran los llamados chats anónimos, que han llegado a motivar películas sobre casos más o menos reales de diversa índole, casi siempre sobre temas peligrosos, terroríficos y atemorizantes.

    El chat se terminó por completo con la aparición de redes sociales, en las que (salvo creación de un perfil falso), los usuarios se ven las caras directamente. Incluso las relaciones que se inician digitalmente pasan antes un proceso de criba personal por el que se analizan imágenes, vídeos, historial digital y todo tipo de información que permite saber mejor con quién se va a quedar a tomar un café.

    El problema es que las apps sociales actuales como los trabajos colaborativos o los servicios de taxi como Uber todavía no han sabido cómo enfocar este tema del anonimato, ya que el servicio se solicita con muy poco tiempo como para realizar un estudio de este tipo. Algunas apps como las destinadas a compartir coche durante un largo viaje podrían contar con recursos similares, como valoración de pasajeros, vinculación de perfiles sociales e incluso un perfil completo exigido por la propia seguridad. Pero hasta el momento el límite técnico llega hasta aquí.

    Lo que se provocará con esta evolución de apps sociales y los constantes casos de acoso, robo y agresiones físicas es un reforzamiento de la seguridad tanto de usuarios como de trabajadores. De igual forma que en Estados Unidos algunos taxis llevan cristal protector entre conductor y pasajero, las apps sociales probablemente terminen desarrollando un entorno privado en el que se exija mucha más información de la que se prestaría de forma pública, con el fin de asegurar una experiencia sin imprevistos desagradables. Mientras tanto, sobre todo si eres mujer estadounidense, puedes probar SafeHer.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook