Blog 
Massive Technology
RSS - Blog de Cassandra Bohatí

El autor

Blog Massive Technology - Cassandra Bohatí

Cassandra Bohatí

Originaria de Senegal, me mudé a Hawai siendo una niña. Desde entonces he ido recorriendo el mundo adquiriendo gran experiencia en dispositivos tecnológicos.

Sobre este blog de

¿Qué no podemos hacer?


Archivo

  • 31
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Quádruple Play televisión de pago

    El Quádruple Play comienza a tener rivales pequeños

    El Quádruple Play comienza a tener rivales pequeños

    Estoy segura de que el lector tiene servicios de Internet, telefonía móvil y, probablemente telefonía fija, además de quizás servicio de televisión de pago. Al conjunto de estos servicios bajo una misma empresa se le denomina Quádruple Play, concepto inglés traído al mercado español, con el que se expone la oferta de 4 servicios tecnológicos bajo una misma factura.

    La oferta es imparable si nos basamos en la teoría, pues a bajo precio el consumidor y usuario disfruta de un servicio de alta calidad y no encuentra rivales en el mercado actual que le puedan ofrecer por separado lo mismo sin tener que gastarse más dinero.

    Esta situación no ha cambiado a nivel de precio, si acaso hay fluctuaciones en los importes de cada servicio junto a ofertas esporádicas con el fin de atraer comercialmente a nuevos abonados. Lo que sí se ha modificado es la cantidad de oferta existente, pues si hasta ahora sólo jugaban en este mercado las grandes compañías de telecomunicaciones, el streaming por Internet está propiciando el nacimiento competitivo de las "pequeñas" empresas.

    Y puntualizo claramente lo de "pequeñas" entre comillas porque hablamos de auténticos pesos pesados de la industria como Netflix, HBO o Amazon Video. Estas empresas tienen un as en la manga y viene bajo el nombre de licencias.

    Hasta ahora, una empresa de telecomunicaciones alquilaba las licencias que consideraba promocionalmente interesantes y con las que atraía o mantenía a sus suscriptores y clientes. Sin embargo, las compañías descritas junto a otros muchos nuevos actores del sector no necesitan alquilarlas porque las licencias son propias, son contenidos que han creado ellas como empresas.

    Al instaurar un servicio de retransmisión por Internet a través de cualquier dispositivo, son capaces de realizar una oferta audiovisual bastante atractiva. Entonces, ¿qué sucede con los abonados al Quádruple Play que responden únicamente al tipo de series ofrecidas por Netflix y compañía? Pues que los están perdiendo.

    La oferta de este servicio no suele llegar a los 10€ mensuales, por lo que cuando se comienza a recortar la suscripción con las grandes empresas de telecomunicaciones, se descubre que en muchos casos el ahorro es superior al nuevo gasto y la televisión de pago comienza a descubrirse como un servicio caro.

    Ahora las grandes empresas de telecomunicaciones tienen un reto múltiple. Necesitan ser en primer lugar más competitivas desde el punto de vista económico. Pero además, deben negociar las licencias que sean atractivas para sus clientes o arriesgarse a perder ambas cosas, usuarios y series o películas en su parrilla. Y, por último, deben preocuparse por crear contenido propio que no dependa de licencias, con el que atraer a un perfil de público concreto que les permita seguir siendo rentables a nivel empresarial.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook