Blog 
Massive Technology
RSS - Blog de Cassandra Bohatí

El autor

Blog Massive Technology - Cassandra Bohatí

Cassandra Bohatí

Originaria de Senegal, me mudé a Hawai siendo una niña. Desde entonces he ido recorriendo el mundo adquiriendo gran experiencia en dispositivos tecnológicos.

Sobre este blog de

¿Qué no podemos hacer?


Archivo

  • 16
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    videollamadas

    ¿Cambiarán las videollamadas nuestra sociedad?

    ¿Cambiarán las videollamadas nuestra sociedad?

    Me encanta la sociología, ¿la habéis estudiado alguna vez? Las personas somos muy diferentes con respecto a ciertas cosas en una ubicación geográfica concreta, si nos comparamos por ejemplo con los ciudadanos de un país culturalmente distinto.

    Sin embargo, en otros entornos, como por ejemplo el tecnológico, las actitudes que mostramos son muy similares en función de a qué debamos atenernos.

    En la década de los 90, sobre todo en sus últimos años, la sociedad sufrió un importante cambio con la llegada de Internet y las comunicaciones digitales anónimas. De repente, cualquier persona podía convertirse en lo que quisiera. Podíamos hablar con alguien en R4eino Unido y asegurar que éramos ricos millonarios asiáticos, cuando quizás éramos de España y apenas llegábamos a final de mes.

    Esto provocó un cambio también social en lo que respecta a las relaciones interpersonales, mostrando dos fases claramente diferenciadas, aquella durante el uso de Internet o sistemas de mensajería instantánea y, la siguiente fase, la del conocimiento personal.

    Pero me llama mucho la atención que al estar ya las videollamadas entre nosotros (al menos en lo que se refiere a una opción económica de comunicarse), mucha gente rehúye de ellas para hablar con otras personas.

    Lo que a lo mejor en los 80 hubiera sido fascinante, en la actualidad es un motivo de desconfianza. Y está bastante claro de dónde se origina este sentimiento. En la era digital que estamos viviendo.

    Como he dicho al principio, la sociedad ha cambiado en lo que se refiere a comunicación interpersonal. Vincula lo digital con lo anónimo, incluso aunque sepamos perfectamente con quién nos estamos comunicando. No es lo mismo mandar un emoticono de alegría cuando estamos en realidad tristes, que iniciar una videollamada y tener que fingir une stado de ánimo que no sentimos.

    ¿Es demasiado cercana y real la videollamada? En algunos entornos pienso que sí. Nuestra sociedad ya no está preparada para esta forma de comunicación, por lo que o bien la rechazará o, quizás, se volverá a adaptar a ella, con lo que otros entornos enraizados en el anonimato tenderán a desaparecer.

    Por supuesto, esto no ocurrirá en todos los entornos, pero sí en todos los usuarios. Por ejemplo, un padre a miles de kilómetros de distancia puede sentirse aliviado de poder ver a su hija pequeña por videollamada, pero no a su jefe que quiere un informe de cómo ha ido el día. Sin embargo, si alguien rechaza la videollamada, parece que oculta algo o que es una situación no apropiada para una muestra audiovisual de la persona.

    Estamos, definitivamente, en un momento de cambio. Tengo mucha expectación por saber si lo abrazaremos o lo rechazaremos completamente.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook