Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Cultura

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 27
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Llorente, el pan y el circo

    Y ese momento épico del héroe, solo, tendido sobre el césped.

    Tumbado en la hierba, bajo el enorme arco de una catedral pagana donde miles de feligreses coreaban cánticos de salvación eterna.

    Tiene el fútbol estas trazas de comunión religiosa festiva, de lenguaje bélico y épico, que lo igualan a las grandes gestas de la humanidad como si nada más ocurriese en derredor.

    Ayer la Catedral, ese monumento laico para la profesión de una religión laica, sucumbía a los arrebatos de euforia, de amor por el prójimo, y pintaba un nuevo semidios en el panteón de la casa rojiblanca: un Llorente casi niño aún, un Fernando solo, rendido sobre el césped que le ha encumbrado definitivamente a la gloria de los leones. Iguala así las gestas de Zarra, de Gainza, de Iribar, de Dani,  en el imaginario del aficionado moderno. Pintan y repintan ya la gabarra en Bilbao para que surque la ría como en los tiempos de los “hombres del hierro” que apuntaría Ramiro Pinilla.

    3-1. Esa cifra quedará marcada en la mente de los vizcaínos por tiempo inmemorial, guardada en el recuerdo de los que allí estuvieron, de los que compartieron el secreto de San Mamés a miles de kilómetros de distancia, de los que escucharon en la radio la batalla del último gol en el minuto 88, de los que tiñeron de rojiblanco sus balcones, de los padres y madres que vivieron como niños en 1984 las victorias de aquel otro Athlétic ya hora sueñan con mostrárselo a sus hijas e hijos.

    Y Pozas, la calle Licenciado Poza, esa arteria abierta que alimenta a la Catedral en las grandes y pequeñas ocasiones fue ayer fiesta, ría de emociones que desembocó en victoria. Y no solo la capital vizcaína, si no sus pueblos y municipios que compartieron el aliento y el pálpito hasta desbordarse en el minuto 88 de partido. Un sentimiento colectivo este del fútbol rojiblanco que permite vislumbrar un futuro mejor.

    Muchos llaman a esto pan y circo, pero con la estremecedora y dramática cifra del paro conocida esta mañana,  5.639.500 parados, permitan disfrutar al menos por 24 horas de este pan y de este circo tan deliciosos, solo por 24 horas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook