Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Cultura

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 21
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La enseñanza, el poder y la violencia

    La contundencia desmedida con la que la Policía Nacional ha descargado su violencia oficial contra los manifestantes  en Valencia trae al siglo XXI aires pútridos de antaño.

    No se puede negar  que los menores, en este caso la gran mayoría lo eran, puedan agredir de manera brutal a los agentes de la ley y que estos se vean obligados a repeler con firmeza los ataques, pero las galerías fotográficas que muestran hoy todos los diarios sin excepción dejan patente que la acción policial ha ido un tanto más allá.

    Menores. Estudiantes. El Jefe Superior de la Policía Nacional en la Comunidad Valenciana, Antonio Moreno les calificó como “el enemigo”. Con ello se define, al igual que los líderes políticos que toleran, apoyan y consienten.

    La Fiscalía de Menores va a investigar de oficio si los agentes han cometido delitos de lesiones y de detención ilegal; el claustro del colegio Luis Vives ha enviado un comunicado a los medios en los que califica la acción de la policía nacional como “violentísima” y “desproporcionada”; los partidos de la oposición, al olor de las sardinas, han condenado la acción policial y exigido la dimisión de la Delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León , incluso han solicitado la comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

    Pero, más allá de la respuesta policial, se encuentra el motivo de la protesta estudiantil.  Los alumnos y alumnas del instituto Lluis Vives se movilizan en contra de los recortes en la enseñanza. La comunidad gobernada por el popular Alberto Fabra aprobó el miércoles un decreto que recortaba el salario de los 55.000 docentes de la red pública de enseñanza. Esta fue la gota que colmó el vaso. Desde hace 8 meses los 1.200 colegios e institutos públicos de la Comunidad Valenciana no reciben las subvenciones para su funcionamiento.

    La enseñanza es un bien preciado, un privilegio de futuro, la base sólida con la que una sociedad garantiza su devenir próximo, la herramienta con la que las generaciones construyen su porvenir. Sin enseñanza, sin educación  pública, la ciudadanía crecerá muerta, vacía, sin esperanza de cambio ni mejora, quedando a merced del capricho de las elites.

    No es nuevo. Los regímenes totalitarios siempre han tenido miedo a los libros.

    Hay 400 estudiantes encerrados en la Facultad de Historia de Valencia.

    Ya se habla de la Primavera Valenciana.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook