Blog 
La salud es un bien
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog La salud es un bien - Francisco Vera

Francisco Vera

Administrador de www.lineaysalud.com, magazine en el que se publican artículos relacionados con la salud escritos de forma sencilla

Sobre este blog de Salud

Con este blog sólo pretendo difundir conceptos sobre salud y bienestar: enfermedades, dietas de adelgazamiento, cosmética, salud sexual, complementos nutricionales, etc.


Archivo

  • 09
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Somos lo que comemos

    ¿Realmente cavamos la tumba con nuestros propios dientes? 

    A nadie le sorprende la afirmación de que “somos lo que comemos” y es porque cada día somos más conscientes y tenemos una mayor cultura de nutrición, pero ¿realmente sabemos la magnitud de esa afirmación?

    Tanto nuestra salud física como nuestra salud emocional dependen de nuestra nutrición. Estamos construidos por millones de células las cuales realizan todos los procesos vitales. Pensamos por acción de las células del cerebro (neuronas), sentimos por medio de las células que hacen funcionar a las glándulas encargadas de segregar hormonas, actuamos y nos movemos gracias a la acción de las células que construyen músculos y huesos, respiramos porque hay células que construyen los pulmones y que se conectan con las células eléctricas que envían la orden a los pulmones, etc. Nosotros, sólo debemos cuidarlas dándoles lo que necesitan para mantenerse fuertes y sanas. Las células deben alimentarse con los nutrientes necesarios.

    Somos lo que comemos

    Alimentos antioxidantes

     

    Cuando comemos, tras digerir y procesar de forma química los alimentos, estos pasan a la sangre y los nutrientes llegan a las células. Según lo que comemos se determina si enviamos nutrientes de calidad, o simplemente enviamos elementos tóxicos o de escaso valor nutricional para mantener a las células sanas con lo cual, si comemos bien, nuestras células funcionarán bien con todas sus consecuencias y si comemos mal, nuestras células funcionarán mal con todas sus consecuencias también. Por lo tanto, realmente podemos decir que somos lo que comemos.

     

    Entonces, si nosotros dependemos de lo que nos llevamos a la boca ¿Cuánto cuidado deberíamos tener? ¿Realmente somos conscientes de ese hecho?

    No se trata de obsesionarnos y medir de forma milimétrica todo lo que ingerimos. Nos gusta darnos ‘caprichos’ y estamos hechos de tal manera que las células tienen buenos recursos para limpiarse y renovarse si abusamos o nos excedemos durante un tiempos; pero también ese recurso depende de que se lo demos en forma de alimentos y eso sí debe obsesionarnos pues en la medida que seamos conscientes de desintoxicar a nuestras células tendremos una mayor calidad de vida con una salud física y también emocional bien construída. Ese recurso que tienen las células son los antioxidantes y estos se encuentran en la naturaleza en forma de frutos rojos y vegetales de colores intensos (flavonoides, vitaminas, etc.).

     La solución contra una mala nutrición

    Lo primero que debemos erradicar de nuestra vida es la comida basura o comida chatarra baja en nutrientes y llenas de sustancias tóxicas como conservantes, colorantes, sal, azúcar y harinas refinadas, grasas saturadas, alimentos de origen animal (casi siempre de dudoso origen), etcétera.

    El conseguir esto, nos librará de introducir de forma activa y voluntaria en el cuerpo toxinas sumadas a las que ya se introducen de forma involuntaria como el aire contaminado, la polución electromagnética, etc..

    Lo segundo, es cuidar mucho lo que penetra a través de la piel. No olvidemos que la piel es un aparato digestivo externo. Todo lo que absorbe pasa al torrente sanguíneo a través de los vasos capilares. La gran mayoría de los productos de higiene que utilizamos contienen varias sustancias ‘venenosas’ (como los parabenes los xenoestrógenos, o los derivados del petróleo) que son procesadas por el cuerpo y enviadas a las células y que a medio plazo las dañan con las consecuencias destructivas que pueda tener en nuestra salud física y emocional. Puede ser una buena idea utilizar jabones y champús naturales o ecológicos.

    Por último (y lo más importante) es comer frutas y verduras. La Organización Mundial de la Salud recomienda comer de 5 a 9 raciones de fruta y verdura diariamente, pero la mayoría de las personas no llegan ni a acercarse a esa cantidad de alimentos básicos para mantener la vida a través de una células sanas.

    La forma de vida que hemos adoptado, hace que no podamos atender a las necesidades más básicas de la vida, que es la nutrición, por lo que complementar nuestra dieta no es (ni mucho menos) una mala idea.

    Hoy en día, sólo existe un preparado clínicamente probado que llena ese vacío alimentario que se produce entre lo que se come y lo que se debería comer a fin de estar saludable. Se llama Juice Plus ®.

    Juice Plus ® es prácticamente lo mismo que comer la fruta verdura al completo. Contiene la esencia nutritiva (la parte útil) de 26 diferentes frutas, verduras y bayas que son absorbidas por el organismo de manera eficaz, llegando a las células y nutriéndolas y nutriéndonos.

    ¿Dónde puedo comprar Juice Plus? 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook