Blog 
La salud es un bien
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog La salud es un bien - Francisco Vera

Francisco Vera

Administrador de www.lineaysalud.com, magazine en el que se publican artículos relacionados con la salud escritos de forma sencilla

Sobre este blog de Salud

Con este blog sólo pretendo difundir conceptos sobre salud y bienestar: enfermedades, dietas de adelgazamiento, cosmética, salud sexual, complementos nutricionales, etc.


Archivo

  • 24
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mango africano – Toca adelgazar

    Llegado el verano, lo suyo es ‘lucir palmito’, pero…

    ¿Perder peso a costa de perder salud?  

    Hay una enorme preocupación de parte de las personas a la hora deperder peso. Afortunadamente cada vez hay más cultura de la salud y mayores recursos de soluciones naturales para vencer el sobrepeso. Ya casi todos saben eso del “efecto rebote o efecto yo-yo” y ya son pocas las personas que antes de seguir unadieta, o un plan de adelgazamiento, no se informa bien, o preguntan. 
    Se han puesto de moda varios sistemas que también pueden ser combinados, como puede ser elmango africano, las cetonas de frambuesa del Dr. Oz, etc. que bien pueden ser combinadas con sustitutivos de comidas completas tremendamente saludables como puede ser el caso deComplete® que no sólo tiene algo más de 100 calorías por comida, sino que además, está cargado de antioxidantes, aminoácidos, proteínas vegetales, minerales, vitaminas de origen vegetal y totalmente orgánico.

    Mango africano - ¿Qué podemos decir?

    El mango africano ha salido a la palestra no hace mucho en occidente, pero en África, lassemillas de mango africano se han utilizado en terapias y también para calmar el hambre.

    El mango africano ayuda a adelgazar de varias formas:El mango africano:

    • Aumenta la capacidad del cuerpo de quemar las grasas
    • Disminuye la glucosa en sangre
    • Disminuye los niveles de colesterol malo o LDL
    • Ayuda a eliminar toxinas
    • Controla el hambre
    El principio activo del mango africano, la Irvingia, influye en aquellas hormonas responsables de la producción de grasa. Sobre todo en el tipo de grasa que se acumula en el vientre y abdomen. Estas son la leptina y la adiponectina
    - La leptina tiene un papel fundamental en el control del peso pues envía señales al cerebro para reducir el apetito y consigue que el cuerpo convierta las grasas en carburante, deshaciéndolas con mayor facilidad. Esta hormona no funciona bien en personas obesas, cerrando un círculo vicioso.
    - Con la adiponectina, ocurre que mantiene la sensibilidad celular a la insulina, mejorando la diabetes y el exceso de peso. Ayuda a disolver lasgrasas del abdomen, muy típicas de personas diabéticas.
    Otra cosa importante que hace que se adelgace con el mango africano, es que éste inhibe el Glycerol-3-phosphate dehydrogenase, que es una enzima responsable de hacer que la glucosa se convierta en grasa corporal.
    El mango africano es un producto destinado a regular el metabolismo. No sólo ayuda a bajar de peso sino que además, como ya hemos dicho, regula las dos hormonas responsables de producir las células grasas lo que hace que no haya que preocuparse del efecto rebote una vez acabado el tiempo de ingesta. Se recomienda como mínimo unas 10 semanas. 
    Como pasa con todo, hay productos originales y sus ‘plagios baratos’ y respecto al mango africano no iba a ser menos. Se están vendiendo complementos de mango africano que están elaborados a partir de mango normal. Estos sucedáneos del mango africano no son perjudiciales, pero no surten efecto porque no llevan el principio activo que resulta en pérdida de peso y sobre todo de volumen. Si se va a tomar el ‘tan de moda’ mango africano, que sea un complemento cuyo principio activo sea la Irvingia.
    Nota: el mango africano no está aconsejado en personas con un índice bajo de azúcar en sangre.

     Lea más acerca del mango africano y sus propiedades para adelgazar

    ¿Dónde comprar complementos de mango africano testado y certificado?  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook