Blog 
La salud es un bien
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog La salud es un bien - Francisco Vera

Francisco Vera

Administrador de www.lineaysalud.com, magazine en el que se publican artículos relacionados con la salud escritos de forma sencilla

Sobre este blog de Salud

Con este blog sólo pretendo difundir conceptos sobre salud y bienestar: enfermedades, dietas de adelgazamiento, cosmética, salud sexual, complementos nutricionales, etc.


Archivo

  • 07
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Efecto rebote o efecto yoyó

    El “efecto rebote” o “efecto yo-yo” es una de las consecuencias más temidas de la mayoría de las dietas, pues son “dietas milagro” que lo que pretenden es conseguir bajar varios kilos con rapidez sin modificar los hábitos que los han causado. Son dietas hipocalóricas. Sin una modificación de la conducta, la tendencia es a volver al estado anterior, más un poco más y con cada dieta, se consigue después más. 

     

    ¿Qué son las dietas hipocalóricas? 

    Las dietas hipocalóricas son el tipo de dietas en las se ingieren menos calorías de las que se necesitan para mantener el peso actual.

    Técnicamente, la única manera de adelgazar es mediante un déficit de calorías (se gasta más de lo que se consume). Sin embargo, las dietas hipocalóricas no son la única forma de lograr ese déficit. Además, las dietas que producen efecto rebote o “dietas yoyo” son demasiado hipocalóricas y son generalmente desequilibradas en nutrientes. 

     

    ¿Por qué se produce el “efecto rebote o yo-yo”?

    Sabiendo cómo se produce el efecto rebote, se sabrá cómo evitarlo. 

    Efecto rebote o efecto yoyó

    Dietas restrictivas

     

    Tenemos un cuerpo preparado para sostener la vida aún en circunstancias extremas, que es cuando utiliza mecanismos para sobrevivir. Cuando sometemos al organismo a una dieta con muy poca comida, el cuerpo reduce su gasto calórico preservando sus reservas a expresiones mínimas con tal de sobrevivir.

    Además, si cuándo dejamos la dieta, volvemos a comer como antes (y hasta caemos en la tentación de ser víctimas de comilonas), el cuerpo, que está en alerta, almacena (en prevención) más de lo que debería y prepararse así a otra época de escasez. Este almacenamiento de reservas (en forma de grasa) entre los tejidos, es un almacén o reservorio de calorías.

    Con esto como premisa, entenderemos que si sometemos al cuerpo a una dieta muy baja en calorías, y después no hacemos un buen mantenimiento y volvemos a comer de la misma manera que solíamos hacerlo antes de la dieta, el cuerpo vuelve al peso que tenía, o más. A veces se consigue ganar hasta un 20% más de peso. 

    Efecto rebote o efecto yoyó

    Efecto rebote de dietas restrictivas

     

    ¿Cómo hacer una dieta sin efecto rebote?

    Es importante que hagamos el mínimo posible de “dietas milagro”, o muy restrictivas y si lo hacemos, debemos ser conscientes de este hecho y evitarlo de forma inteligente y eso es que una vez conseguido el objetivo, debemos continuar con una reeducación nutricional con cambios de hábitos de lo que ingerimos y de cuánto movemos el cuerpo. Así, tendremos la garantía de no volver a engordar.

    Es vital que el cuerpo y mente estén en consonancia con los nuevos hábitos, de lo contrario, tus antojos podrían ser tan grandes que podrían causarte cambios en tu estado de ánimo y emociones. 

     

    ¿Cómo debe ser una buena dieta?

    Una dieta que evite el efecto rebote debe contener:

    Alimentación equilibrada (sin excesos)

    Ejercicio físico con disciplina

    El peso se debe bajar de manera progresiva

    Tener el firme propósito de mantener el peso alcanzado y no relajarse. Hay que tener en cuenta que una buena dieta, no es esa que nos permite bajar en poco tiempo muchos kilos, sino que es el cambio de hábitos que se han ido adquiriendo a través del tiempo.

     -------

    Quizás le interese ver el artículo:  

    "Efecto Rebote en las dietas" 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook