Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 02
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Tendrá que ver lo de la casta?

    España entra de lleno en un experimento: cambiar al Rey que puso Franco. Las probetas echarían menos humo y ácido si esta interrupción del juancalismo fuese en un país como la seda. Muchos monárquicos se llenan de miedo al pensar que la retirada se produce con la unidad del Estado cojitranca, con un desgaste voraz de la institución, con un rebrote del republicanismo, con un escepticismo rampante ante la democracia, con una corrupción que anida en la Casa Real... Y ante tantos y tantos problemas, nada mejor que un monarca curtido en la negociación, en el secreto, en la habilidad de convencer a banqueros, de sentarse con comunistas, de abrazar a exfalangistas, de entusiasmarse con Iker Casillas, de convencer a los jeques de que tienen que echarle una mano a los grandes damnificados del ladrillazo y del crack de las infraestructuras. En fin, no era cualquier Rey; era, por decirlo de alguna manera, un emblema sociológico, casi el psicoanalista capaz de adentrarse en las incertidumbres de toda una generación de españoles, los que estuvieron en la guerra y los que vivieron la larga posguerra. De pronto, hoy lunes, sin sospecha alguna, cae el blanco y negro y nos ponen en el Trono al joven Felipe y todo son interrogantes. ¿Y sí es verdad lo de la casta? ¿Y sí la Zarzuela se ha sentido aludida? Pues lo mismo el Príncipe y la Princesa ya no lo son tanto. Aire fresco.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook