Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 17
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Qué vuelvan a desfilar sus libros!

     Macondo estará como tantas cosas que ocurrieron en la literatura devaluado o camino de serlo, pero nada ni nadie le podrá usurpar a ese mundo, incluso en este periclitar, el halo más grande que puede enarbolar un hito literario: la fascinante capacidad de una novela para traspasar los huesos del lector y hacerlo sentir petrificado en el mismo tuétano de la vida de los Buendía. En la muerte de Gabo, hay que volver los ojos a la biblioteca y rescatar con los brazos abiertos 'Cien años de soledad' para luego abrazarla y sentir en lo más hondo el calor del libro que nos ha acompañado. Siempre recuerdo su relato sobre cómo empieza el periodismo: fue el día en que siendo todavía un joven reportero el director del periódico le mandó a un trabajo tan rutinario como asistir a la apertura de una cripta funeraria, y de allí salió con la tremenda visión de la melena que se derramaba sobre la frías baldosas y que nunca se acababa. Se marchó con la inspiración para una novela y con la constancia de que la noticia podía estar en cualquier sitio. La obra que es el troncó de su biografía arranca con la sorpresa del niño frente a la piedra de hielo que llega a Macondo, y él se aplicó con denuedo a lograr que los demás abriesen las órbitas de su ojos ante algo que podría parecer anodino. Lo hizo con 'Relato de un náufrago', el título con el que logró exprimir al hombre que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber. Gabriel García Márquez cambio para siempre la forma de contar. A su lado aprendimos a saber que la realidad puede llegar a ser superior a la fantasía. Ha muerto uno de los grandes, un arqueólogo del castellano, el tipo que nos llevó de putas, que auscultó al general que esperaba la carta que le cambiaría la vida y que nunca le llegó, que nos puso en el catre para hacer el amor bajo un calor espantoso y cubiertos de hormigas gigantes, que nos sitúo en la selva ante el esqueleto de un barco que representaba la ruína de un imperio... Merece que sus libros vuelvan a desfilar, al menos durante un minuto, por nuestras mesas de noche para así lograr el sueño del libro que se agarra como un chupasangre a nuestras retinas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook