Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 08
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El honor de Mariano Rajoy

    Todavía no he tenido tiempo de meter en el Acelerador de Partículas mis valoraciones sobre Rubalcaba y Rajoy y determinar quién de los dos es el verdadero ganador (en estado inmaculado) del debate que apuro ante la pantalla. Aún sin el resultado, está claro que el candidato del PSOE ha sido carcomido por la 'política líquida', que no es otra que la disolución de la posible verdad en el agujero negro de la mentira.

    El candidato socialista se presentó con todas las armas dispuestas para entresacar el supuesto ocultismo de Rajoy. El aspirante popular, por su parte, se defendió con la estrategia de una persona honrada, limpia de mácula alguna y que se siente dolida por "las insidias" (una de sus palabras preferidas durante el debate) que un individuo no respetuosa emite sobre él. "Yo no soy como usted", dijo varias veces Mariano Rajoy para defender su estatus de persona de orden, atacada por los improperios, malicias, zalamerías endiabladas y coartadas  del que tiene enfrente. 
     

    El modelo no ha podido ser de lo más perverso para los apocados votantes. Rajoy se empeño en demostrar una y otra vez que todo lo que se sacaba de la chistera Rubalcaba eran "suposiciones", y que la única verdad, plana y plena, estaba en los cinco millones de parados y en el  desastre de los demás indicadores económicos cosechados por la gestión socialista. Frente al interés de Rubalcaba por abordar las complejas verdades del programa del PP, Rajoy se salía por la tangente y atacaba a su contrincante con su mismo veneno: tú eres más mentiroso.

    En realidad, este debate organizado por la Academia de Televisión ha tenido muchas dosis y vericuetos en torno al honor y a la palabra dada. Rubalcaba volvió a ser demonizado por el PP, que lo sitúo una vez más en el espacio de las argucias para engañar. Rajoy, en definitiva, se colocó en su papel de funcionario público de alto standing, lleno de virtudes y nada dado a la artificialidad. En este sentido, Rubalcaba picó en hueso. Y hasta se puede decir, pendiente del análisis del Acelerador de Partículas, que perdió.
     

    Una vez superado este debate irrepetible porque al PP no le da la gana, nos situamos de nuevo en el mismo agujero negro de la mentira. ¿Existe o no un plan B del PP? No se atreva usted a preguntar tamaña insidia, pues sólo puede ser debida a una cabeza putrefacta, abandonada a la lujuria... Además, su currículum no se merece ni una dichosa respuesta,  ni para hacer boca con un modelo austriaco (de él se habló).

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook