Blog 
La empresa del Siglo XXI
RSS - Blog de David Carrascosa Mendoza

El autor

Blog La empresa del Siglo XXI - David Carrascosa Mendoza

David Carrascosa Mendoza

Dirección y gestión ejecutiva de la empresa. Desarrollo comercial y marketing aplicado. Implantación de entornos TIC. Especializado en apertura comercial de mercados y zonas. Experto en estrategias comerciales y gestión de equipos de ventas. Especialmente ligado al sector profesional del hábitat y l...

Sobre este blog de Economia

Colaboración en temas relacionados con la empresa, el marketing, las ventas y la tecnología.


Archivo

  • 02
    Marzo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tenerife Economia

    La fórmula publicitaria del “despacito y buena letra”

    Las grandes marcas y las grandes empresas nos tienen acostumbrados a que su publicidad está presente en casi todos los sitios, no importa si abrimos una revista, ponemos la tele, vamos a un centro deportivo o simplemente abrimos nuestro buzón, están en todas partes, aparentemente. En las pymes esto de la multipresencia parece una tarea imposible, por eso en muchas empresas nos preguntan, ¿Hay alguna manera de conseguir que mi pyme esté presente ante todos sus clientes sin gastarme una fortuna?

    Una antigua frase dice que “lo importante no es tener el ejército más grande, sino ser más numeroso en el lugar de la batalla”. Podríamos decir algo parecido de la publicidad y sus presupuestos en la pyme, lo importante no es tener el presupuesto más grande, sino invertir allí dónde está tu cliente. No es necesario publicitarse en todos medios y soportes, o en todos los sitios a lo largo y ancho del país, lo importante es que estés presente de forma habitual en todo el entorno que hay alrededor de tu cliente potencial.

    La fórmula publicitaria del “despacito y buena letra”Para eso primero hay que definir cuál es tu cliente potencial y en qué entorno se mueve, y luego, como decían las abuelas, “despacito y buena letra”. No se trata de gastar grandes fortunas y hacer un gran impacto durante sólo unos días o semanas, eso sería como hacer fuegos artificiales, muy espectaculares para verlos, pero con poca duración en el cielo. Es preferible reducir lo que se abarca a favor de la constancia. Como dice otro refrán "quien mucho abarca poco aprieta”.

    Por ejemplo, puedes anunciarte en sitios donde el público sea frecuentemente el mismo, como en los clubes deportivos locales, como sucede los clubs de pádel donde acuden habitualmente los mismos socios y aficionados a ese deporte y los precios de los espacios son variados y al alcance de cualquier pyme o comercio. Puedes determinar una cantidad pequeña mensual y permanecer anunciado en ellos durante largos periodos de tiempo, eso te dará una gran incidencia e influencia sobre ese público habitual, y será más fácil que te tengan en su “recuerdo de alternativas” a la hora de consumir.

    De esta forma, aunque no te vean todo el mundo, habrá un gran número de clientes potenciales que siempre te verá y para el cual serás siempre una oferta familiar, lo que generara confianza en la marca, confianza que a su vez genera muchos consumos.  

    Sin duda, lo que lleva a las empresas a ser grandes es la mentalidad de ser grandes y actuar como las grandes, al entender que el tamaño de su negocio es sólo una cuestión temporal de su tránsito hacia la grandeza.

     

    David Carrascosa Mendoza

    Director general deGrupo CONESVI

    Twitter: @DCarrascosaMend    

    Perfil en LinkedIN

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook