Blog 
La empresa del Siglo XXI
RSS - Blog de David Carrascosa Mendoza

El autor

Blog La empresa del Siglo XXI - David Carrascosa Mendoza

David Carrascosa Mendoza

Dirección y gestión ejecutiva de la empresa. Desarrollo comercial y marketing aplicado. Implantación de entornos TIC. Especializado en apertura comercial de mercados y zonas. Experto en estrategias comerciales y gestión de equipos de ventas. Especialmente ligado al sector profesional del hábitat y l...

Sobre este blog de Economia

Colaboración en temas relacionados con la empresa, el marketing, las ventas y la tecnología.


Archivo

  • 02
    Abril
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tenerife Economia

    Cómo caminar hacia la excelencia

    Según un proverbio chino todo viaje comienza con el primer paso, y el primer paso para caminar hacia la excelencia de una empresa consiste en descubrir en qué situación se encuentra dicha empresa. A menudo hay empresas que intentan caminar hacia la excelencia, pero resultan ser como un grupo de expedicionarios donde uno saca un mapa, lo pone sobre alguna superficie, y todos se quedan mirando el mapa durante largos minutos para intentar localizarse, hasta que alguien pregunta ¿dónde estamos? y todos empiezan a señalar sitios diferentes donde creen estar. ¿Cómo se puede saber si la empresa camina hacia la excelencia?

    Cómo caminar hacia la excelenciaPrimero debemos contar con un sistema o método para recoger información acerca de la situación presente. Así podremos establecer una línea de partida desde la que se puede identificar y cuantificar las mejoras conseguidas. Se trataría de hacerlo sobre datos medibles y cuantificables.  No sirve decir “bueno, yo creo que atendemos bien a los cliente” y frases autocomplacientes como esas. Posiblemente si supieras de antemano la cantidad de dinero adicional que puede ganar haciendo lo mismo convertirías la excelencia en la prioridad, pero al tratarse de valores disipados a lo largo del proceso actual, da pereza ponerse a ello, ¿Verdad?

    • El proceso (simplificado) consiste en tres pasos:
    • Establecer una línea de partida;
    • Implantar un método útil para evaluar el rendimiento;
    • Poner marcha un proceso fijando objetivos y prioridades.

    Las ventajas a obtener son innumerables, pero para no dar lugar a equívocos hay que englobarlas dentro de su interacción en el contexto de la producción. Una mayor productividad de todo el personal de la empresa incluye mejorar el flujo de materiales, reducir el tiempo de plazos de entrega, etc.

    Por último, reducir e incluso eliminar tiempos productividad no es lo mismo que automatizar los procesos, porque la productividad no consiste en que el personal trabaje más, sino que trabaje más inteligentemente, para lograr obtener más producto con la misma cantidad de mano de obra, tiempo y esfuerzo.

     

    David Carrascosa Mendoza

    Director general deGrupo CONESVI

    Twitter: @DCarrascosaMend    

    Perfil en LinkedIN

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook