Blog 
La empresa del Siglo XXI
RSS - Blog de David Carrascosa Mendoza

El autor

Blog La empresa del Siglo XXI - David Carrascosa Mendoza

David Carrascosa Mendoza

Dirección y gestión ejecutiva de la empresa. Desarrollo comercial y marketing aplicado. Implantación de entornos TIC. Especializado en apertura comercial de mercados y zonas. Experto en estrategias comerciales y gestión de equipos de ventas. Especialmente ligado al sector profesional del hábitat y l...

Sobre este blog de Economia

Colaboración en temas relacionados con la empresa, el marketing, las ventas y la tecnología.


Archivo

  • 13
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    APRENDIENDO CON: Ricardo Texidó Medina

               No todo el mundo puede vivir de lo que le gusta, por eso existen los hobbys que básicamente consisten en hacer lo que te gusta pero “por amor al arte”. Conseguir el éxito precisamente trabajando como artista suele consistir en que tu trabajo artístico guste de forma mayoritaria a los demás. Formar un grupo de música y que eso suponga el despegue hacia el éxito es el sueño de casi todos los adolescentes, pero conseguir que la música se convierta en tu forma de vida y en consecuencia vivas de lo que te gusta por decadas, es algo que le pasa a muy pocos privilegiados.

              Ricardo Texidó Medina a principios de los 80`S vivió ese sueño que tantos jóvenes tenían de formar un grupo de música. Lo llamaron Danza Invisible y desde Torremolinos se abrieron hueco en lo que entonces se llamó “La movida madrileña” y consiguieron, no sólo éxitos musicales, sino que además consiguieron convertir muchas de sus canciones en clásicos que hoy, casi tres décadas después siguen sonando en emisoras de radio, sintonías de TV y discotecas. Una céntrica calle de Torremolinos en la zona de la Nogalera lleva el nombre de Danza Invisible a consecuencia del éxito su grupo.

              Hoy, Ricardo Texidó sigue viviendo de la música y como soy de los que siempre quieren aprender más, he querido aprovechar la oportunidad para preguntarle por sus experiencias profesionales como Músico, Autor, Productor y Director Artístico. Una gratificante experiencia personal que les invito a leer:

     

    DCM: Ricardo, tú fuiste junto con Chris Navas el fundador de Danza Invisible y el vocalista hasta que se incorpora Javier Ojeda. De toda esa época ¿Qué recuerdos y sensaciones mantienes tan vivas como si fuesen de ayer mismo?

    RTM: Ha pasado tiempo pero algunas de las sensaciones me pueden hacer reir, llorar o incluso darme escalofrios o como se dice vulgarmente, ponerme los vellos como escarpias. Lo hemos pasado bomba y éramos como una pandilla con un destino común, hacer la música que nos gustaba de manera profesional, convencer al público y después pegarnos un fiestón de aupa con las típicas bromas y frases surrealistas, de humor inglés o de auténtica chabacanería merdellona… Recuerdo retazos de los miles de momentos vividos, en realidad la idea bohemia en la que yo creía desde los 13 años y la cual ahora debía convencer a los demás compañeros para llevarla a cabo de que lo iba a hacer era una, el método, los ensayos, la busqueda de estilo saliéndonos de los parámetros españoles en búsqueda de sonidos ingleses o americanos por un lado, el intentar crear una disciplina de ensayo y de trabajo milimétrico en los arreglos para el directo. Ha sido un trabajo mucho más duro de lo que muchos piensan, pero muy gratificante cuando te galardonan con el premio nacional al mejor directo o ganas concursos importantes en tus comienzos.  Por otro lado con una actitud un tanto sectaria, ya que consideraba que el grupo debía ser una unidad la cual no debe verse obstaculizada o interrumpida por novias, amiguetes o familia. Concentración plena, ensayos diarios, melomanía compulsiva, investigación de sonidos, descubriendo grupos que no se conocían en absoluto entonces, disciplina y método para componer y configurar los arreglos de cada canción. Así que recuerdo que impuse un ritmo de trabajo duro y diario (incluidos fines de semana), nada de “ensayamos cuando podamos” ni “a ver si nos vemos dos o tres veces por semana”, rodeado de mucha fiesta, y descontrol típico de la edad y la época…somos casi contemporaneos a la movida madrileña, donde Chris y yo nos sumergimos profúndamente y conocimos y nos dimos a conocer, ya que nos encargamos de llevar las maquetas y hacer todas las entrevistas. En la primera época del grupo ensayábamos a partir de una improvisación y le dábamos vueltas (sobre todo Chris navas y yo) hasta que la convertíamos en canción instrumental. Despues me llevaba la maqueta a casa y sacaba la melodía y la letra, muchas que no han salido a la luz y otras que sí, como Tiempo de Amor (Nº1 en 40 principales), Sin Aliento (La canción más versionada y escuchada en youtube), Al Amanecer, Tu Voz, Sin Decir Adiós (incluida en la película Sal Gorda de Trueba) etc.…después fue Rodrigo Rosado quien se encargó de las letras de Danza.

     

    DCM: Ahora, con la perspectiva y la sabiduría que da el tiempo ¿Crees que todo fue fruto de la casualidad o del destino ganando aquel concurso en Jerez de la Frontera, o ves a un grupo de jóvenes que no se rendía y que se dejaban la piel en el escenario y fuera de él, moviendo su ilusión de compañía en compañía?

    RTM: No creo en las casualidades y menos cuando se parte de una idea clara fraguada y llevada a cabo con total dedicación y conocimiento. Por supuesto no podía imaginar el éxito, el cual llegó años más tarde tras dar muchas vueltas entre grandes compañías como Ariola y pequeñas e independientes como Twins… ganar el concurso de Jerez fue un subidón de moral grandísimo porque los jerifaltes de la radio musical española estaban allí viéndonos y aplaudiéndonos…el salto a Madrid fue inminente y especialmente Chris Navas y yo fuimos los responsables de acribillar a maquetas a las compañias de discos, y visitar los programas especializados en nuevas músicas y nuevos grupos, vease, Juan Gámez en Málaga y en Madrid Julio Ruiz, Jesus Ordovás, Rafa Abitbol, etc. Sin embargo he de reconocer que a veces suena la flauta donde menos te lo esperas. Fuimos una banda que se forjó dando grandes y vibrantes conciertos pero el paso de grupo de culto a grupo popular y de masas lo dimos con un disco donde nos salíamos (investigando y nunca, como dicen o piensan algunos, por imposición de la compañía) del sonido original, un tanto oscuro y vanguardista donde nos influían grupos como Joy Division, The Sound, Echo & The Bunnymen, Simple Minds, Japan,  Cabaret Voltaiire, David Bowie, Eyeles in Gaza, Siouxie & The Banshees, The Chamaleons…etc. Y en este disco, A tu Alcance nos abrimos a otras corrientes. Fue un desarrollo natural e intentamos ser un poco más frescos. Escuchábamos mucho a Van Morrison por ejemplo y un día elegí el Bright Side of the Road para hacer una versión, saqué los acordes en casa y la llevé al local para que la montáramos…Rodrigo Rosado hizo una genial adaptación de la letra y esta canción fue junto a Sabor de Amor las que cambiaron el rumbo de Danza Invisible, a partir de ahí y de estos números 1, vivmos dos o tres años de éxito nacional e internacional sin precedentes entre los grupos andaluces de todos los tiempos. La historia de Sabor de Amor, la canción más radiada, cantada y famosa de Danza invisible, es la excepción que confirma la regla…Mientras el resto del grupo ensayaba unos arreglos de guitarra Javier y yo salimos fuera del local,  yo con la guitarra acústica le enseñé unos acordes que había compuesto, pero no tenía melodía…en un rato teníamos la base de acordes bien estructurados y la melodía de Sabor de Amor. La llevamos al local y no es que gustara mucho al resto de la banda…conseguimos terminar la canción e incluirla entre las seleccionadas para ser grabadas en un estudio de Manchester para el siguiente disco de Danza. Cuando ya teníamos la canción terminada y mezclada…estuvimos en un tris de no incluirla el el l.p. por razones que todavía no entiendo…y por fin Paco Martín, el guru ejecutivo de la música en españa (Secretos, Hombres G, Antonio Flores, etc) dijo que su voto tambien contaba (doble) y que Sabor de Amor (ver vídeo) iría incluida en el disco sí o sí. Recuerdo que Manolo, Antonio y Chris votaron que no, así que el voto de Paco junto al de Javier y el mío fueron decisivos para el futuro artístico y económico del grupo que entonces y tras años de difícil supervivencia, comenzaba a vivir plenamente y holgadamente de la música gracias a canciones y circunstancias tan rocambolescas como esta.

     

    DCM: Los actores suelen decir que la situación laboral normal del actor es “ser un parado” y que de vez en cuando le sale trabajo en una película, ¿Cómo definirías la situación laboral de un músico cuando se encuentra en la cima del éxito?¿Se ve eterno e indestructible el éxito desde allí?

    RTM: Es todo lo contrario y hablo de mí como ejemplo, no se los demás porque hay músicos que son meros interpretes de un instrumento y otros, como yo, que compongo y escribo además de hacer arreglos musicales. Pues un día normal estoy trabajando en casa, grabando ideas, probando arreglos para mis temas o  componiendo y grabando los arreglos musicales para otro cantante, escribiendo letras, creando proyectos, buscando músicos para tocar…con la esperanza de que algún día te oigan en directo o conseguir hacer el disco que sueñas grabar.

     

    DCM: ¿Cómo afecta toda está crisis a los estudios de grabación y en general al mundo de la música?

    RTM: El nivel adquisitivo ha bajado, la gente que se podía permitir grabar con la supervisión de un profesional o como en mi caso, como productor de sonido, pues para ahorrarse los cuartos lo hace en plan casero y a veces cutre. Así que claro que afecta que los compositores y músicos ganemos menos ya que hay menos demanda y por ende por nuestras canciones, en los conciertos, etc…esto hace que la reinversión sea mínima por lo que la cultura se resiente debido a ello. Para colmo nos suben el IVA de nuestras herramientas de trabajo…en fin…vendrán tiempos mejores o diferentes.

     

    DCM: Sabes Ricardo, hace poco le decía a mi sobrino, que está en plena adolescencia y rodeado de música en archivos de mp3, youtube e internet, que jamás podrán entender los de su generación lo que suponía ir a la tienda de discos con la paga en el bolsillo, buscar entre LP`s de vinilo colocados por orden alfabético, por estilo o por un extraño criterio secreto que el de la tienda usaba y que te ponía difícil eso de encontrar los discos de tus ídolos. Se lo decía porque ahora la música es un archivo informático con un icono tan frío como el de una hoja excell. La tecnología está ayudando mucho y cambiando permanente el mundo de los estudios de grabación, pero no sé hasta qué punto eso es bueno, por eso, como músico profesional y empresario con Antena Music ¿Cómo crees que afecta todo esto? ¿Hay cada vez más “industria de la música” y menos “mundo de la música”?

    RTM: Industria de la Música con mayúsculas hay en Gran Bretaña o en EEUU…en España a mi parecer se ha hundido lo poco que había y el top manta, las descargas ilegales y el concepto de la música gratis ha hecho que esto sea el fin de una era para las decenas de miles de trabajadores que giran alrededor del mundo del pop. Esto es un perjuicio enorme para la cultura de un pais que no solo está en crisis económica sino, cultural y moral. Todo ha cambiado drásticamente. De ser unos chavales que nos íbamos en autobús con una caja con casettes a repartirlos por Madrid…donde no teníamos ningún contacto…con la única referencia de que en la plaza del Dos de Mayo y Malasaña estaba la movida y la estación de metro de Bilbao como destino…el destino quiso que al llegar a esta estación me encontrara de frente con Luis Auserón, Santiago Auserón y Enrique Sierra (que en paz descanse) y literalmente me lance a sus cuelllos para que nos guiaran, informaran y en resumidas cuentas nos ayudaran en la gran metropolí… ellos nos aconsejaron que fueramos al programa de Julio Ruiz…y entre nuestros brutales conciertos en Rockola con toda la creme de la movida madrileña (Alaska, MacNamara, Poch, Iñaki de Glutamato, Almodovar, Paloma Chamorro, Ordovas, Julio Ruiz, Abitbol, los Auseron, etc.) y el concurso Alcazaba, nos dimos a conocer entre los que movían la movida y además les parecimos geniales…continúo teniendo una entrañable amistad con la familia Auserón y tenemos ganas Luis y yo de hacer algo juntos, a ver si coincidimos!

     

    DCM: Todos cambiamos en nuestras profesiones con la experiencia que acumulamos cada día, algunas cosas las hacemos peor por desidia pero la gran mayoría las hacemos mejor por experiencia. ¿Cómo te cambia la experiencia en los directos, te vuelves más espontáneo o por el contrario te haces más metódico?

    RTM: Yo en cada proyecto pongo mis 5 sentidos y me meto de lleno. El directo tiene el contacto con el público que es un feedback que a mi me emociona especialmente. Soy metódico y disciplinado, o sea que la canción es como es, no soy un músico de jazz que en su solo toque lo que le da la gana cada vez, pero si que me expreso con la voz o con el instrumento de maneras diferentes dependiendo…yo creo que aunque suena a bola, entro en un estado de trance controlado, donde todo me sale con mucho nervio y energía pero a la vez contenido y ordenado…es dificil de explicar pero para que nos entendamos…yo no necesito meterme nada para dar un conciertazo salvaje y enérgico por que supongo que mi adrenalina fluye de manera bastante brutal como algunos han observado en mis conciertos. He de decir que a la vez y como siempre estoy pendiente de cada arreglo de la canción y de los que interpreta cada uno…si hay un error o cambio u omisión entre todo el jaleo…y a veces hemos formado mucho…me doy cuenta  y si es grave tomo nota y lo comento en el camerino o en el siguiente ensayo para que sea subsanado o no vuelva a pasar.

     

    DCM: Por último, ¿crees que en el mundo de la enseñanza las materias relacionadas con el arte y la música son las grandes abandonadas por el sistema educativo, al contrario de lo que sucede con otros países de Europa?

    RTM: Como España ha cambiado mucho en los últimos años y cada autonomía es un mundo aparte, no se exáctamente cual es la situación. Pero lo que sí sé es que a mi hijo la cultura, la música y el arte en general van a ser los pilares fundamentales junto al deporte. Soy de humanidades y del clásico mens sana in corpore sano…la ciencia y el mundo científico son fundamentales para el progreso y la mejor salud de un pueblo, eso es indudable, pero un pueblo sin cultura y sin renovación artística, que olvida sus tradiciones y que  a su vez no innova y no tiene vanguardias culturales es un pueblo yermo, inculto y triste. Esa es mi opinión.

     

    DCM: Muchísimas gracias Ricardo por compartir tu experiencia con todos los lectores de mi blog y de los diversos medios de prensa en los que se difunde, para que los que no nos cansamos de aprender podamos decir que hemos tenido suerte y hemos aprendido con… Ricardo Texidó Medina.

     

              Así concluyó la entrevista con Ricardo Texidó, cantante, autor, compositor y multi-instrumentista capaz de transportar con su música a distintas etapas de nuestra vida a muchos de los que somos sus fans.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook