Blog 
La Dinamarca del 92
RSS - Blog de Nacho Azparren Menéndez

El autor

Blog La Dinamarca del 92 - Nacho Azparren Menéndez

Nacho Azparren Menéndez

Nacho Azparren, periodista de La Nueva España

Sobre este blog de Deportes

Un vistazo con perspectiva de la Eurocopa de Francia. Con el mismo espíritu de la Dinamarca del 92. Ya saben, aquel equipo que estaba en la playa y fue llamado a última hora a jugar por la sanción a Yugoslavia y acabó ganando el torneo.


Archivo

  • 15
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hungría, su pasado y los chupitos de Palinka

     

    Hungría, su pasado y los chupitos de Palinka

    A Hungría, el fútbol le debe unas cuantas cosas. La figura del media punta, por ejemplo. Cuando el dibujo de la WM dominaba el panorama (un ofensivo 3-2-2-3), el astuto Gustav Sebes, seleccionador húngaro, decidió que su delantero centro Hidegkuti se retrasara unos metros y los interiores ganaran protagonismo. Nadie sabía cómo parar ese innovador sistema. Hungría ganaría 3-6 en Wembley a Inglaterra (1953), en lo que fue catalogado como el “partido del siglo”. El primero, el auténtico. Después, tras una racha triunfal de 32 partidos invictos entre 1950 y 1954, los magiares perderían la final del Mundial 54 ante Alemania. Fue una victoria inesperada y, para muchos, injusta. Así que a Hungría hay que agradecerle el descubrimiento del media punta y de los campeones sin corona. La victoria moral.

    Con un pasado lustroso forjado a base de la purpurina de los Puskas, Kocsis o Kubala, el periodo de sombra de los últimos años se extendía demasiado. Después de 30 años de ausencia en una fase final, Hungría regresó al primer plano. Y lo hizo ante otro clásico venido a menos. Austria también dominó el asunto futbolístico en los años 30, el conocido como el “Wunderteam”. Ganó Hungría y para despejar los viejos fantasmas marcó Szalai, un delantero que se formó en la cantera del Madrid y que llegó a la Eurocopa con una curiosa marca: no anotaba desde el 12 de diciembre de 2014. Ni con la selección, ni con su club.

    El camino de Szalai al éxito con su selección no ha sido sencillo. Enfrentado con el exseleccionador Pinter, el 4 de septiembre de 2014 anunció en Facebook que dejaba la selección. Dardai cogió las riendas de los magiares y el 26 de septiembre Szalai anunció su regreso. Una jubilación de 22 días. Tras ganar a Noruega en la fase de clasificación, el golpe decisivo para estar en la Euro, Szalai respiró aliviado. Tras el partido fue grabado dando un intenso discurso dentro de la barra de un bar de Budapest antes de invitar a 200 chupitos de palinka, aguardiente típico húngaro, a los presentes. Al día siguiente Szalai, hombre de impulsos, reconocía en Facebook que no se acordaba de haber pronunciado ninguna arenga. 

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook