Blog 
¿Hay vida en Marte?
RSS - Blog de Jorge Fauró

El autor

Blog ¿Hay vida en Marte? - Jorge Fauró

Jorge Fauró

Jorge Fauró nació en Madrid en 1966. Es periodista. Subdirector de INFORMACIÓN

Sobre este blog de Cultura

Acordes y desacuerdos y otros cantos de sirena.



Archivo

  • 17
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Yo, el cani

    Yo, el cani

    Bisutería fina

    Voy a tratar de explicarles lo que es un cani y por qué le he hecho un hueco en un blog de música. Empezaré por esto último, y porque, dado que no sé conducir, paso muchas horas de mi tiempo esperando a que el semáforo se ponga en verde para el peatón, momento en que el cani, abducido por no sé qué sentimiento de generosidad exquisita, piensa que no has escuchado música en tu puta vida y aprovecha para darle al volumen y demostrarte que Rolling Stone y el New Musical Express no tienen ni pajolera idea, con lo que te obliga a escuchar el Reggaeton Hits Vol. VIII o Lo mejor del house. Anunciado en TV. Te obliga el hijoputa, sí, porque de un extremo a otro de la calzada, e incluso cuando llegas a casa y hace 15 minutos que has dejado de escucharlo, la trompetita te sigue taladrando el oído y no hay quien saque de la cabeza palabras que deberían estar prohibidas en cualquier reproductor de audio: cintura, gozar, asuuucarrr. Vete a la mierda.

     

    Volvamos al origen. Ustedes reconocerán fácilmente al cani. Incluso sin verlo siquiera. ¿Ven ese Seat Toledo amarillo con alerón? Que me aspen si dentro no va un tipo con el pelo al uno, lo más parecido a un expositor de oro falso, un rosario adquirido en el manta, tatuajes talegueros, chándal de mercadillo, camiseta con tirantes, unas Nike de cien leuros y, en algunos casos, su nombre y el de su chica (la Jenni o la Jessi) serigrafiados en un lateral del vehículo junto al grupo sanguíneo. Rober, A+ / Vane 0-. El Rober y la Vane.

     

    De esto último me parece todo absolutamente perfecto. Nadie les va a pedir que desfilen en Cibeles. A mí tampoco. Pero Rober, o bajas la música o me pides un CD recopilatorio de Led Zeppelin y haces más llevadero cruzar la calle. Y cuando llegues a casa te pones a hacer air guitar pa camelarte a la Vane, que le gustan machotes.

     

    El cani (equivalente masculino a la choni) es el heredero natural de aquellos que hacían lo propio desde un 124 marrón a tope con Los Chunguitos. Entiendo el cambio de vehículo en la evolución natural de la mecánica y de la vida misma, pero me quedo con la rumba de los Salazar y su Dame veneno que quiero morir, agraviados y sustituidos por Wisin y Yandel, Don Omar y Daddy Yankee. He cogido de los primeros una letra al azar, confieso que me seduce la rima asonante de los últimos versos. Les dejo con ellos. Y cuidado al cruzar.

     

    Oye, bebe por favor…

    Contágiame con tu flow…

    Prende el show…

    Se pega con tequila rose…

    Muévelo… con con con

    Te ganaste las pantallas de don…

    (Supertarde!!)

    Janguea de noche como lechuza,

    Sea gusa…

    En su combo no quiere gentuza…

    Cuando esta caliente la usa, la usa…

    Si me duermo me saca la gamuza…

     

    Síguelo en Facebook

    Sígueme en Twitter

    Escucha en Spotify la música de ¿Hay vida en Marte?. Haz clic aquí

    Si quieres leer post anteriores de ¿Hay vida en Marte? Haz clic aquí

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook