Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cuatro libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de l...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 13
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    VUELTA AL OLIGOPOLIO

     

    Tampoco hace tanto, aunque ahora parezca que estoy hablando de la prehistoria de las telecomunicaciones, en cada país había una única compañía telefónica. En la última década del siglo pasado, cuando Internet y la telefonía móvil estaban en pañales, se produjo la liberalización de las telecomunicaciones que acababa teóricamente con el monopolio existente, pues a priori la competencia era la mejor arma para mejorar la calidad del servicio y bajar los precios al usuario final.
    Todo ello conllevó el nacimiento de decenas de compañías en nuestro país, muchas de las cuales ya han caído por el camino, pues no pudieron afrontar las enormes inversiones necesarias para hacer frente a la nueva demanda que suponía el crecimiento exponencial, año tras año, del consumo de tráfico y datos según iban haciéndose mayores tanto Internet como el móvil. Cada vez se iba concentrando más el mercado, con menos operadores y la mayor parte de ellos multinacionales.
    Esto no es nuevo, si se mira al mercado estadounidense, cuatro gigantes (AT&T, Verizon, Sprint y T-Mobile) se reparten todo el negocio (y hubieran sido tres si el Gobierno de Barack Obama no hubiera frenado en 2011 el intento de AT&T de absorber a T-Mobile USA). Otro ejemplo clarividente: mientras en Europa existen casi cuatrocientos operadores móviles, en Estados Unidos hay nueve y en China tres. Lo mismo se podría decir de los mercados regulatorios, en la eurozona hay veintisiete por tan solo uno que rige la industria tanto en Estados Unidos como en el gigante asiático.
    Es cierto que actualmente tal y como está la capitalización y la debilidad bursátil de las operadoras europeas, hay auténticas gangas en el viejo continente para las empresas de Estados Unidos y de Asia. Sin ir muy lejos en el tiempo, el pasado mes de junio se habló de una opa por parte de AT&T a Telefónica por unos 70.000 millones de euros, asumiendo también la deuda de 50.000 millones de la española. Esto hace diez años hubiera sido casi impensable, pero a día de hoy no. Todo indica que la nueva sociedad digital la van a marcar los norteamericanos y los asiáticos.
    Sigo pensando que los oligopolios no son beneficiosos para el consumidor final. Si llegamos, que llegaremos, a un modelo donde tres o cuatro compañías se repartan el mercado español…cuidadín.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook