Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cuatro libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de l...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 17
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    REFLEJO FIEL

    A mí  personalmente me resulta chocante lo ocurrido con Nokia, pues siempre ha sido ejemplo de empresa que ha sabido reinventarse constantemente. En sus inicios era una compañía maderera, se pasó al papel, de ahí a la electrónica de consumo y la fabricación de ordenadores,  y posteriormente a las redes de telecomunicaciones y a los terminales móviles llegando a ser la referencia mundial. Sin embargo, no ha sabido hacer eso mismo en el mundo de Internet, tanto fijo como móvil.

    Desde luego, no es la primera empresa tecnológica que cae desde lo más alto, ni será la última. Dell Computer dominó en la última década del pasado siglo el mercado de los PC y  de los portátiles y fue vencido por la taiwanesa Acer. En su momento, Dell no supo dar el salto hacia la innovación de producto que habían hecho sus competidores. Es lo mismo que le está pasando a la compañía finlandesa, que no ha sabido adaptarse al nuevo escenario que supuso la aparición del primer iPhone de Apple en 2007 y posteriormente el nacimiento del sistema operativo Android en 2008.  Nokia continuó basando su apuesta en el dispositivo cuando la innovación se está centrando desde hace tiempo en las aplicaciones y los contenidos que pueden crearse alrededor del móvil. Ojo, no es descartable que vuelva a resurgir, por ejemplo, Apple pasó 15 años de travesía de desierto antes de resurgir.

    Lo más curioso de todo esto es que Nokia es el claro reflejo de que Europa está hincando la rodilla frente a los Estados Unidos. Actualmente, admitámoslo, Internet se reinventa en los Estados Unidos y se fabrica en Asia. Si alguien lo duda que se pregunte qué fue de Philips, Alcatel, Siemens, Ericsson, Nixdorf, Bull, Olivetti, etcétera. Nos están comiendo la tostada a pasos agigantados.  Voy a citar algunos ejemplos.

    En otra parcela clave del sector móvil, la de los chips, Qualcomm tiene presencia en el 77% de los móviles con Android (dato de la Consultora PRTM). De hecho ya se utiliza el término “Quadroid” (Qualcomm + Android) en el mercado de los smartphones igual que en su día se mencionaba a “Wintel” (Windows + Intel) para el mercado de los ordenadores personales en los últimos 20 años.

    En plataformas de juegos no hay competencia europea para hacer frente a Nintendo, Sony y Microsoft.

    En el comercio electrónico, Amazon es estadounidense.

    Además, tengo la impresión de que hasta los políticos estadounidenses son más conscientes de la importancia de las infraestructuras de telecomunicaciones. No hace mucho Barack Obama, presentaba ayer un plan para llevar el acceso a Internet móvil a alta velocidad al 98% de su  población en cinco años, con una inversión de 18.000 millones de dólares para extender estas redes.

    Europa, por el momento, poco tiene que decir, con un mercado poco homogéneo; fraccionado lingüísticamente, políticamente y hasta desde el punto de vista regulatorio;  con una menor inversión, tanto pública como privada en I+D+I. Por todo ello, los grupos europeos relacionados con la tecnología electrónica y digital han ido sucumbiendo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook