Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cuatro libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de l...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 18
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    NO LO VEO

     

    Cuando se presentó hace unas semanas el Galaxy Gear (el reloj inteligente de  Samsung) se enfatizó mucho en que iba a marcar una tendencia, que era una bienvenida al futuro, el regalo estrella de las próximas navidades (palabras dichas por Shin Jong-kyun, presidente de la división de móviles de la compañía). Un dispositivo con pantalla de 1,63 pulgadas, una CPU a 800 Mhz, 512 MB de memoria RAM y una memoria flash con 4 GB de almacenamiento en una carcasa que pesa 73 gramos, con bluetooth, podómetro, giroscopio, dos micrófonos, una cámara situada en la correa, unos altavoces ubicados en la hebilla,  acabado de los bordes de aluminio y disponible en seis colores (negro, beige, naranja, verde lima, gris y blanco). Solamente le faltó añadir que hasta era capaz de poner satélites en órbita…
    …Y ahora, la pregunta del millón: ¿para qué sirve un reloj inteligente (me da igual de qué fabricante)? El principio fundamental que debe seguir cualquier producto o servicio en tecnología es aportar un valor añadido al usuario, o evitando eufemismos, ser útil. Básicamente, un reloj inteligente es un complemento que permite obtener la información del móvil sin tener que llevar la mano al bolsillo, pero con la particularidad de que es más difícil de manejar y más pequeño, lo que dificulta la lectura de la pantalla. Puede ser que me equivoque, por supuesto, pero me cuesta imaginar el hecho de sacar una foto colocando el antebrazo paralelo a los hombros en plan contorsionista.
    Es complicado hacer pronósticos pues la historia de la tecnología está repleta de situaciones en las que el mundo no acogió una idea hasta que alguien la desarrolló con brillantez, señalando  un camino que siempre había estado allí y nadie había localizado, pero no consigo ver, por el momento, utilidad a este tipo de relojes, pues como digo no pueden superar ni la funcionalidad ni la comodidad de uso de un teléfono inteligente.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook