Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cuatro libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de l...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 03
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ALGO QUE PARECE FÁCIL

    Los principales fabricantes de televisores han “aparcado” sus proyectos de tecnología  3D, para volcarse en la nueva niña bonita: la televisión conectada. A ese carro también se han subido otras compañías como  Apple, Google y Yahoo, con el firme propósito de llevar, de una vez por todas, Internet a la reina del salón, la televisión.

    Claro que en todo esto, que a priori puede parecer sencillo (obviamente, no lo es), lo primero de todo es ponerse de acuerdo en qué es o qué implica una televisión conectada. Seguro que los fabricantes dirán uno y las empresas de Internet otro. Sin embargo, tarde o temprano, tendrán que ponerse de acuerdo.

    La inercia es clara, Internet ya ha conquistado a los ordenadores, a los teléfonos móviles y el siguiente paso es la tele. Para ello, es fundamental que deje de  ser un ente pasivo y se convierta en interactivo, gracias a las aplicaciones y a los contenidos. Mi opinión es que son los propietarios de los contenidos (productoras, canales de televisión, estudios de cine), precisamente, los que tienen que darse cuenta que deben adaptarlos al binomio formado por la Web y la televisión. Hasta ahora, por las razones que sean, no han sabido hacerlo bien. Por ejemplo, las aplicaciones para la televisión no pueden estar basadas en el uso de un teclado, ¿para qué? Eso es simplemente un cambio de pantalla. La clave estará en adaptar las aplicaciones al nuevo medio, que repito, puede parecer fácil pero no lo es.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook