Blog 
EL RINCON DEL FUNCIONARIO
RSS - Blog de Miguel Hernandez

Sobre este blog de Economia

Blog dedicado a analizar la actualidad económica y política de la Región de Murcia, así como a debatir sobre las Administraciones Públicas


Archivo

  • 27
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    RECETAS SANITARIAS MILAGROSAS

    El otro día imaginé como sería el Sistema Nacional de Salud en general y el Servicio Murciano de Salud en particular, si entre todos consiguieramos que funcionara correctamente.

    Imaginé quirófanos trabajando durante toda la mañana sin parar, y no cerrados como ocurre ahora y se abren para hacer las peonadas, ¿Cuanto dinero ahorraríamos?. Pero seguía imaginando que la inmensa mayoría de los profesionales  cumplian su horario escrupulosamente,  y no se "escapaban" algunos a sus consultas privadas y particulares, con lo que evitaríamos situaciones incómodas entre los propios profesionales.

    También imaginaba que los Centros de Salud disponían de farmacias públicas donde te recetaban sólamente genéricos y el número de dosis necesaria, y así no seguir llenando los bolsillos de muchos farmaceúticos (aunque algunos ahora estan llorando por que no cobran) de cientos de miles de euros, es tal el negocio de las farmacias,  que una farmacia frente a un Centro de Salud en caso de traspaso se están barajando cantidades en torno a seis y siete millones de euros.

    Y seguía imaginando y sobre todo preguntándome si es justo que un jubilado que cobra el tope máximo (creo que está en unos 34.000 euros anuales) tenga recetas gratuitas y un parado o un trabajador con dos hijos y que gana 900 euros al mes pague un 40% de los medicamentos que se le recetan.

    Y puestos a imaginar, imaginaba unos  aparatos de alta tecnología que se utilizaran eficientemente, y no como hasta ahora donde se cifra en un 30% de su utilización, y que sólo los profesionales que se dedicaran en exclusiva a la sanidad pública fueran los que en casos extremos realizaran peonadas, y no profesionales que pasan más tiempo en la privada que en la pública.

    Y por último más que imaginaba, soñaba, con que en los colegios e institutos se realizaran charlas sobre la necesidad de hacer un uso responsable de determinados servicios que cuesta mucho mantenerlos.

    Si entre todos consiguieramos hacer las reformas necesarias que garantizaran la sostenibilidad del sistema, dejaríamos de hablar de recortes (los que ya hay y los que vienen), y lo centraríamos en reformar un sistema que empieza a hacer aguas por todas partes.

    Pero como los milagros no existen, imagino que las recetas milagrosas menos. y aquí seguiremos parcheando con ocurrencias el alarmante déficit que tenemos, y nadie querrá poner nunca el cascabel al gato, no vaya a ser que le arañen. Para algunos siempre será mejor recrearse en las pesadillas que soñar, o lo que es lo mismo, constituyendo mesas de opinión que sirven para mirarse el ombligo y poco más.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook