Blog 
EL RINCON DEL FUNCIONARIO
RSS - Blog de Miguel Hernandez

Sobre este blog de Economia

Blog dedicado a analizar la actualidad económica y política de la Región de Murcia, así como a debatir sobre las Administraciones Públicas


Archivo

  • 26
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA VERDAD COLOCARÁ A CADA UNO EN SU SITIO

     

    Si hace unos días entrevistamos a la Consejera de Presidencia, por cierto, resultó extraño no verla en ninguna foto cuando se reunieron en San Esteban con los sindicatos, al igual que a la auténtica ideóloga de la Ley de Medidas Extraordinaria, la Consejera de Economía y Hacienda, era más necesario que nunca traer hasta este rincón a una persona que el gobierno y el partido popular la ha puesto en medio de la discusión política, cuando en realidad ella está dedicando el cien por cien de su tiempo en ofrecer a la ciudadanía una alternativa para cambiar esta Región, y que tiene una conversación pendiente muy en serio con el Presidente Zapatero: Begoña García Retegui.

    ¿Creé que está el Gobierno regional excesivamente nervioso?

    Sí y lo ha demostrado intentando desviar la atención del malestar de la ciudadanía respecto de sus políticas. Ese nerviosismo es la muestra más que evidente de un estilo de gobernar y del verdadero rostro de un Gobierno que cuando han llegado las dificultades económicas no ha sabido estar a la altura de las circunstancias.


    ¿Por qué el Gobierno sigue empeñado en colocarle a usted en el centro de la polémica?

    Porque cree que una mentira repetida mil veces se puede convertir en una verdad. El Gobierno regional, bueno, en realidad, el presidente Valcárcel teme que alguien le pueda hacer sombra, que le pueda cuestionar con argumentos razonados y razonables que no tiene razón. Está muy acostumbrado a creer que siempre tiene razón, y el tiempo está demostrando que sus políticas equivocadas nos están llevando a un callejón sin salida. Hasta ahora siempre ha encontrado un enemigo exterior al que culpar de sus fracasos, de sus errores y de sus equivocaciones. Ahora nos ha tocado a los socialistas.

    ¿Imagino que durante todo este tiempo habrá contado más de una vez hasta cien?

    Es cierto. He sufrido, como muchos más compañeros y compañeras del Partido Socialista, ser el blanco de la mentira, de las insidias, de las falsedades, de las verdades a medias. Pero cuando una persona como yo cree que la verdad y la razón colocarán a cada uno en su sitio, experimenta una sensación muy liberadora. En política no todo vale, y lo que más me preocupa es que los ciudadanos se sienten alejados de nosotros, los políticos, por actitudes como las que ha practicado durante mucho tiempo el presidente Ramón Luis Valcárcel.

    Si la izquierda es poliédrica como dice el Presidente, ¿La derecha es entonces plana?

    No, de ninguna manera. En la derecha política hay personas muy razonables, que defienden con argumentos sus posiciones. Incluso sabemos que hay destacados dirigentes del PP y otros que no militan en ese partido, pero que se sienten de centro-derecha, que no han entendido las actitudes de Valcárcel y del Gobierno regional. Incluso nos lo han hecho llegar, porque entendían que no es bueno un ambiente de crispación ante la situación económica y el desempleo que vive nuestra Región.

    Nunca se había vivido una movilización en esta Región como la que está protagonizando el sector público ¿Se le está acabando el crédito al Gobierno Valcárcel?

    Creo que los empleados públicos están dando un ejemplo al Gobierno regional de que hay otras formas de gobernar, de abordar los problemas. Estoy seguro que los trabajadores del sector público están dispuestos a asumir sacrificios para arrimar el hombro en la salida de la crisis. Lo hicieron cuando el Gobierno de España adoptó las primeras medidas de recorte salarial, porque es muy duro no aportar tu grano de arena cuando tus vecinos o algunos de tus familiares están en el paro o en su empresa ha sido despedido. Lo que pasa es que el tijeretazo de Valcárcel no está provocado sólo por la crisis, sino que es el resultado de unas políticas erráticas de los últimos años, del despilfarro y la mala gestión del Gobierno regional de estos últimos dieciséis años. De haber apostado solamente por un modelo económico especulativo que nos ha llevado hasta donde estamos.

    El PSRM-PSOE está siendo puesto por el Partido Popular como ejemplo de una nefasta e irresponsable oposición. ¿Es así o son excusas de mal perdedor?

    Como le decía anteriormente, el PP y Valcárcel siempre buscan un enemigo exterior al que culpabilizar de lo que su gobierno no sabe hacer bien. Tiempo atrás era el Gobierno de Aragón por el Trasvase del Ebro; luego fue Pasqual Maragall, al que Valcárcel llegó a ridiculizar como borracho. Aquí nos hemos llegado a enfrentar a gobiernos autonómicos como los de Asturias, Cataluña o Andalucía. Hubo un intento de agresión en el año 2005 a la entonces ministra Cristina Narbona. Al presidente del Gobierno de España, Valcárcel y su gobierno le han llamado "cretino", "carterista hídrico", "trilero"... Ejemplos evidentes de buen hacer en política. Los socialistas, por tanto, somos uno más de la larga lista de vilipendiados que acumula este Gobierno. Yo puedo reconocer que quizá no siempre hemos acertado en política, pero nadie podrá negarnos que representamos a miles de ciudadanas y ciudadanos tan murcianos, y tan dignos de respeto, como Valcárcel y los votantes del partido Popular. Pero hay que tener claro que podemos darle la vuelta a esta situación.

    ¿Cómo rebajaría usted el déficit que tiene Murcia?

    El déficit se viene arrastrando por una mala gestión del gobierno regional desde hace años. Según los cálculos realizados por un grupo de trabajo formado por economistas de empresas, expertos en gestión pública sanitaria y profesores de las universidades públicas, a juicio del PSRM hubiera sido posible ahorrar del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de 2011 unos 500 millones de euros, sin lesionar ni recortar derechos y salarios de los empleados públicos. El rigor en las cuentas públicas en la situación de déficit que presentan los presupuestos regionales obliga a replantear cada partida de gasto.

    Entre las medidas se encuentran la reducción del número de consejerías, de altos cargos y departamentos, así como de contratos de alta dirección, eventuales de gabinete y de asesores técnicos. También la reducción de alquileres y de contratos externos para trabajos que pueden ser realizados por empleados públicos. A esa reestructuración de la Administración regional se uniría la supresión de determinados eventos culturales y acciones de patrocinio de proyectos de dudosa rentabilidad en la imagen de la Región de Murcia. La reducción del número de entidades y empresas públicas, las remuneraciones a miembros de consejos de administración y de consejos asesores, incluirá un mayor ahorro.

    Pero la partida más importante para reducir el gasto público es la que afecta al Servicio Murciano de Salud (SMS), sin que se vea afectada la calidad de la asistencia sanitaria. La reducción del gasto farmacéutico, la eliminación de la duplicidad de pruebas diagnósticas, una mejora real de la coordinación socio-sanitaria, de los conciertos, serían otras de las medidas.

    Ahora han comenzado las negociaciones entre el gobierno y las organizaciones sindicales, e imagino que usted deseará lo mejor para las partes ¿pero cree que habrá fumata blanca en San Esteban?

    Yo espero que la haya. Lo lamentable es que hayan tenido que pasar 35 días, siete manifestaciones y una campaña de descrédito hacia los empleados públicos, los sindicatos y al Partido Socialista, para que Valcárcel se siente a negociar, cuando lo tenía que haber hecho antes del 22 de diciembre. Y el hecho de que se siente a negociar es la muestra evidente de que hay otras medidas de ajuste económico, como venimos diciendo los socialistas, para hacer frente al despilfarro y a la mala gestión de sus políticas.


    Muchos pensamos que lo que realmente pasa es que el modelo del que alardeó el gobierno regional ha tocado a su fin ¿Cuál es su alternativa de modelo?

    Mi alternativa de modelo es la que desde el PSRM venimos defendiendo desde hace mucho tiempo. Una alternativa que pasa por la diversificación del modelo económico, por una verdadera apuesta por la educación, la formación, la investigación y el Desarrollo. Por un crecimiento sostenible que corrija los desequilibros regionales, que tenga en cuenta a los sectores tradicionales de la agricultura, la industria agroalimentaria y el turismo de calidad y diversificado. Con un respeto escrupuloso al medio ambiente y a los entornos naturales que gozamos en nuestra Región. Que tenga siempre presente la identidad de las comarcas y la singularidad de la Región de Murcia, con una política industrial que se ajuste en cada uno de los focos en los que se concentra el sector industrial. Todo ello con el apoyo de una Administración regional y unos servicios públicos bien organizados y dimensionados. Una alternativa, en definitiva, que estamos construyendo y definiendo con los agentes económicos y sociales, con los colectivos vecinales, con la gente. Y ello desde una apuesta por una política transparente, por un Gobierno abierto en el que los ciudadanos y ciudadanas de la Región de Murcia se sientan identificados.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook