Blog 
EL BLOG DE VIVIANA GONZÁLEZ DE MARCO
RSS - Blog de Viviana  González De Marco

El autor

Blog EL BLOG DE VIVIANA GONZÁLEZ DE MARCO  - Viviana  González De Marco

Viviana González De Marco

Viviana González De Marco, es una empresaria, una artista a la hora de crear una buena imagen personal y profesional y una persona humana donde mezcla el talento y la creatividad. Viviana González De Marco tiene una Asesoría de Imagen Personal, es Personal Shopper y Organiza Eventos de todo tipo. La...

Sobre este blog de Sociedad

Es un blog que ha sido creada para todas aquellas personas amantes de la moda, que comparten y sienten como algo importante para aprender a como vestir, maquillar, cuidarse, mimarse y por que no, sintiéndose seguras de si mismas al verse en el espejo mejor cada día, adquiriendo una personalidad much...


Archivo

  • 15
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El parto+ el marido: cuándo vuelve el deseo hacia la madre de su hijo como mujer?

     Los médicos recomiendan que el marido esté en la sala de partos con la mujer, que viva lo más cerca posible ese momento irrepetible. Sin embargo, los hombres se animan a confesar algunos temores que hasta no hace mucho, no se atrevían a decir en voz alta. Uno de ellos es que presenciar el nacimiento de sus hijos los deserotiza y se les hace muy difícil volver a tener sexo con su pareja. ¿Los motivos? Desde la impresión que les causa ver salir al bebé hasta el cambio inconsciente que se genera en sus mentes respecto de la función del cuerpo de la mujer.

    Claro que no todos reaccionan de la misma manera. Y muchas veces la diferencia está dada por el conocimiento previo que cada uno de ellos tiene sobre el parto. "Para el varón, el cuerpo de la mujer es un cuerpo erótico y está relacionado con el placer. Cuando aparecen sangre, dolor, médicos y enfermeras, eso deja de ser un cuerpo erótico", explica la psicóloga Ruth Giunta y agrega: "Algunos pueden metabolizar la situación con el tiempo y a otros les queda cierto rechazo. Son procesos inconscientes que dependen de la fortaleza psíquica del hombre. La mujer ya nace con cierta preparación maternal".

    Además de la impresión, hay otros factores que entran en juego. Estela Rodriguez, psicóloga y sexóloga clínica dice que: el hecho de compartir algo que hasta ese momento era sólo para ellos, también genera este rechazo al sexo que varios maridos experimentan: "Al presenciar el momento en que el niño nace, el hombre comprueba que la vagina tiene otra función además del sexo, entonces puede sentirse incómodo o con impresión porque si su hijo tocó esa vagina, él ya no quiere o no puede hacerlo más", explica.

    ¿Machos eran los de antes?

    Un poco por presión social y otro tanto para no demostrar su costado menos fuerte, ellos inflan el pecho y entran a la sala de nuestra mano. Algunos intentan contenernos y otros eligen contener la respiración hasta que todo pase. Pero, más allá de estos detalles casi anecdóticos, desde hace ya más de tres décadas, la mayoría de los hombres eligen atravesar junto a sus compañeras ese instante que marcará sus vidas.

    Hoy todos los padres presencian los partos. Los que no están es porque no se hicieron cargo o prefieren no pasar por ver el sufrimiento de la mujer que les dará un hijo. La mayoría de los hombres que si están comprometidos con el parto porque también lo están con la crianza posterior. Cuando en la sala hay un hombre que no está comprometido con su mujer ni con el bebé  es ahí está muy a flor de piel el ser humano y la esencia de la pareja, eso se nota en la actitud.

    Para los especialistas, asistir al curso de preparto es fundamental. De esta manera, el impacto puede disminuir y se tienen todas las herramientas para decidir, con conocimiento de causa, si uno quiere exponerse a esa situación. "Lo mejor es que el varón tome la decisión, pero sabiendo. No hay que tomar decisiones en la oscuridad. Y si no quiere estar, hay que respetarlo.

    En el parto la función del hombre es de apoyo, tiene que tener la capacidad de quedarse ahí sabiendo que con su sola presencia está colaborando, más no puede hacer. Hay algunos que no se bancan estar tanto tiempo en ese rol secundario, se sienten mal, se desmayan o hasta se duermen para evadirse. También hay algunas mujeres que no los quieren presentes en esos momentos. Dicen que las ponen nerviosas, pero me parece que es una excusa porque en realidad quieren vivirlo ellas solas...

    Sensibilidad femenina

    Nosotras, por más que estemos más preparadas que ellos y que hayamos leído cuanto libro, revista y portal de Internet haya dedicado a la maternidad, también sufrimos las consecuencias de convertirnos en algo más que sólo mujeres: en madres. La intimidad es uno de los campos que se ve más afectado. Como que nuestro cuerpo ya no es el mismo, y cuesta adaptarse. Tambien hay otras que quieren volver a tener a toda costa el cuerpo que tenían antes de tener un embarazo.

    Cuestión de tiempo

    Todo tiene solución, la llave que abre la puerta del retorno al buen sexo es la comunicación:Lo que la pareja tiene que saber es que luego del nacimiento de un hijo, la intimidad tiene que repactarse". De todos modos, a no desesperarse porque la naturaleza es sabia (¿o serán los médicos?) y la famosa cuarentena parece ser la solución a cualquier problema que haya podido surgir durante el nacimiento del bebé. "El tiempo del posparto, en el que las partes íntimas de la mujer todavía no sanaron y su cabeza está preocupada por el hijo, también es útil para que el hombre se acostumbre a la nueva persona que llega a sus vidas y acepte a su mujer como madre, pueda verla en una faceta diferente y procesar las imágenes del parto que puedan haber dejado secuelas. A mí, dice mi esposo: el tiempo sin sexo con mi mujer, me sirvió para restablecer su imagen y adaptarme a la idea de que ambos somos padres", concluye Jorge.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook