Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 07
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    VINOS DE LA TOSCANA


     

     

    Nuevamente han comenzado las catas en la ASRM en éste 2011, y Rafael Domínguez ha dirigido una cata sobre vinos toscanos. La buena noticia es que Rafa ha conseguido clasificarse entre los 16 finalistas levantinos que irán a Madrid en el mes de junio, junto con otros 4 de la zona norte, y 4 de la zona catalana, para participar en la final de la Nariz de Oro.

    En esta ocasión se presentaron 6 vinos de gama media, con precios entre los 8€ y los 20€. Lo que muestran vinos populares

    Lo más acertado que se me ocurre decir de estos vinos es que mantienen un carácter y unas meras muy fuera de tendencias mundiales, lo que les hace representantes de su espacio, de su tierra. Con una forma personal que no ha cedido a la modas que pueblan el mundo vinícola, y que hacen, muchas veces, que nos resulte distinguir la naturaleza de algunos productos.

    Son vinos que no deben de tener mucho problema de público, pues la Toscana es una regencia turística mundial, y aunque ha habido una tendencia en determinadas bodegas de crear lo que han querido definir como “los supertoscanos”, vinos de autor, que trabajan no sólo con la uva propia de la zona, la sangiovese, que es el origen del Chianti, ese vino que nació para imitar el clarée francés, y que se elabora muchas veces en unión de las uvas Malvasía y la Canaiolo, éstos vinos catados muestran, por lo general, una tendencia a un color que tiende a perdurar poco para llegar a tener notas naranjas, y personalísimos aromas de caza, animal o tabaco. Pero que en uno de los catados, el 2008 de Ciacci piccolini d´Aragona, un rosso de Montepulciano DOC, de apenas 8€, se mostraba como un vino sumamente interesante, con 2 años de crianza, uno de ellos en barrica, que pese a su aparente juventud se mostraba muy dispuesto para comidas sencillas donde no queremos beber en demasía.

     

    De los seis vinos catados se comenzó por un 2007 La Vespe, Sangiovese, elaborado en la zona  norte del Chianti, que es el vino de mayor producción en Italia. Fue el que abrió la cata, y que con el paso del tiempo llegó a mostrarse ampliamente interesante. Con mucha acidez pero de tanino suave, siendo en boca algo corto, pero ganando poco a poco en nariz conforme iban sucediéndose los minutos. Dando finos matices florales.

     

    No hubo demasiada fortuna con el Opus Magnug del 2005, un cabernet con demasiado aromas de laca y de madera verde. Vino tremendamente secante.

     

    El Chianti Classico Poggio Bonelli 2008, elaborado con la Sangiovese, daba aromas muy animales, de caza y cuero. Con un alcohol del 14¨% ofrecía algunas notas de cerezo y de canela en boca.

     

    Nottola 2006, vino nobile de Montepulciano, en la zona de Siena. Donde apreciamos de manera contundente esa diferencia con las tendencias mundiales, de vinos muy frutales y agradables de beber. Aquí encontramos muchas notas de caza, lo que lo convierten en un vino particularmente extraño para los gustos a los que ahora estamos acostumbrados. Con la característica que eso tiene: ser muy localizable y de gastronomía muy concreta.

     

    Con los dos últimos vinos de la cata, Ciacci Piccolini D´Aragona 2008, y un expléndido Brunello di Montalcino deñ 2005 Molino de Sant ´antino llegamos a los vimos más alabados de la cata. El primero de precio muy competitivo, 8€, el segundo llega a los 18, pero ofrece un vino pleno, sabroso, que habla de una tierra y de un producto que sin ser de las gamas tops de la zona, expresa parte de ese hermoso y potente territorio, que es la zona Tosca.

    Durante unas horas hemos disfrutado de sol y colinas, de viejos sabores. Beber también puede ser viajar.

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook