Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 10
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    TORTILLA LEANDRO

     

     

     

    Muchas familias tienen su secreto dentro sus recetarios populares y tradicionales que muestran en momentos muy entrañables. En la tarde que diviso desde la terraza de casa de Paco Salinas, un hermoso Mar Menor luce apacibilidad y colores de otro tiempo. Tal vez sea que los que luchan por desterrar farolas y paseos enlosados, en estos metros que rodean la ancestral casa, han conseguido la victoria de la sensatez.

    Mientras esperamos que llegue la pareja de Ángel Haro e Isabel nos entretenemos en probar algunos blancos, y algunas de las afectuosas delicias que la tía de Paco nos ha seleccionado. La charla es amplia, el tiempo pasa imperceptible y el mundo, desde ésta parte del verano, varía mis concepciones del mes de agosto.

    Cuando nos sentamos en la mesa, rodeados de ese jardín de cactus que lleva cuidando tanto tiempo el Gallo, con piezas que han conseguido elevarse hasta los siete metros, las joyas de la corona son dos redondeadas tortillas, donde se ha trabajado mucho la patata, y el huevo toma mucho protagonismo. Muy esponjosa, bajita. Al hablar de tortillas pienso en lo interesante que resulta que cada familia tenga su emoción sápida tan apegada a la memoria. Somos muchos, son muchas las tortillas y cada una de ellas es única.

    Huevas, almendras, o unas latas que he traído, para agradecer la amistad de éste sabio viajero de los conocimientos humanos. La noche y la palabra, desgranando el sentido de la vida, que así entendemos éstos animales  sinceros de mi generación las cosas de la vida. Las cosas de la noche no tienen tiempo, ni reloj. Como por arte de magia desaparecemos para volver a casa.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook