Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 22
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MONVINIC

     

     

     

     

     

     

     

     

    ¿Un buen restaurante, un local fashion para tomar una copa, el mejor wine bar del mundo, un espacio para profundizar en el estudio del vino, un local para las catas y perfeccionarse en ésta actividad, un centro divulgador de la cultura vínica?

     

    Diseño de gran hornada en el 249 de la calle Diputación de BCN, que ya ha sido premiado en el 2009 con uno de los premios Fad.4.500 botellas de vino a disposición del cliente mediante una carta digital, con precios que llegan a sorprenderte de manera favorable. Reconocimientos nacionales e internacionales por su propuesta y por la calidad de su propuesta

     

    Profesionales de gran altura de amplia formación tanto en la sala, capitaneados por Isabelle Brunet y César Cánovas, como en la cocina,  Sergi de Meià. Todo dirigido bajo la batuta de Sergi Ferret Salat.

     

    A primeras de la noche del lunes todos sus espacios estaban ocupados. Y pudimos sentarnos, el amplio grupo que íbamos, gracias al buen hacer y gentileza del equipo de sala. Simpatía, ganas de agradar. Como dice una muy buena amiga mía veneciana: "la clase no es agua"

     

    Dos botellas champagnes rosé y unos buñuelos de bacalao, 10€ por persona. Todo correcto, todo para hacer sentir al visitante que el vino es un mundo alrededor del que gira un océano de posibilidades. No sabría decir si alguna vez un negocio de este nivel puede llegar a ser rentable, pero desde luego sí me atrevo a decir que merece una visita, que la próximas vez trataré de prestar más atención a la carta. Pero de lo que estoy muy seguro es que un lugar así merece una atención muy especial. Y sin sustos.

     

    Las olas que llevan a los locales de lo más alto a lo más bajo, y vuelta a jugar las mareas, tendrán que meditar mucho para cercarse a este bastión de la cultura vinícola, por muy burguesa que pueda ser su estilizada propuesta.

    Porque no podemos caer en los juegos de mirar a los locales por sus propietarios, por su imagen, o por la simpatía que puedan generarnos.

    Ante un hecho como Monvinic hay que meditar. Podrá uno acertar en la elección del vino, en que el menú comido sea todo lo satisfactorio que deseamos. Pero lo que nunca podremos negar es que este tipo de propuestas no solo engrandecen la gastronomía, sino que siguen aupando a una ciudad como BCN a que siga siendo un buen referente internacional.

    Otro tema podrá ser si es rentable, o si ha buscado una rentabilidad en otro hecho que no sea meramente el monetario. Monvinic se ha convertido, en breve tiempo, en una regencia para los amantes del vino, y para lo que quieran saber como deberían ser, decoración más, decoración menos, el tema de los bares de vino en el futuro. Ya no se trata únicamente de acumular referencias. Además ahora será necesario contar con personal muy preparado, bien formado, que haga que el tiempo que se pase en esos locales, amén de ser de recreo, pueda ser, sin intromisiones innecesarias, de aprendizaje.

    Aunque claro, cada uno va a tomar sus copas de vino como quiera. Pero con un concepto tan amplio como el que desarrolla Monvinic habrá que tener mucho cuidado en llamar bar de vinos a cualquier cosa.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook