Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 11
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS VINOS DE MURCIA EN LA GUIA PEÑIN (BULLAS)


     

    La Monastrell encuentra en esta zona del noroeste murciano una “expresión varietal” única, comparada por su frescura y crianza en esta mayor altitud con las que en Bandol,  Provenza francesa, tienen lugar.

    Así que frente a sus vecinas D.O´s donde la maduración es mayor (Alicante y Jumilla), la Monastrell muestra una personalidad delicada y de aire singular. Y los vinos que se producen, donde es parte casi singular ésta uva, ofrecen una alta valoración, sobre todo los Lavia+, de la bodega Molino y Lagares de Bullas, en las añadas del 2006 (93/100) y 2007 (92/100), con un precio de 20€. Que al igual que su hermano del 2007, donde la Monastrell se fusiona con la Syrah, está puntuado con 92/100. Tal vez estemos hablando de la bodega que mayor esfuerzo está haciendo por incorporarse al concepto de modernidad o mercado más abierto, lo que facilita que las ventas de sus vinos queden en la D.O de Bullas  en un 70% en España y ese 30% restante pase a la exportación.

    Dos vinos más alcanzan los 92 puntos. El Valche 2006, a 19,6€  y el 3000 años 2006, con un precio de 35€.

    Consiguen los 90 puntos tres vinos: el Valche 2007, el Sortius Syrah 2009 Roble, de Bodegas Contreras, con un más que buen precio de 9€, y Las Reñas Monastrell 2010, con un precio sorprendente, 3€.

    Una de las bodegas que durante mucho tiempo fueron emblema de modernización de la zona, Partal, parece adormecida en sus últimas creaciones, y en general se encuentras demasiadas semejanzas con los vinos de Yecla o Jumillas, más que el esfuerzo por buscar una personalidad propia que hable de un territorio singular, con una naturaleza única, que podría ofrecer resultado diversos a los que la generalidad ofrece.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook