Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 08
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS GRANDES EVENTOS NOS IMPEDIRAN MIRAR EL FUTURO

     

     

     

    Leo con cierto escepticismo, e incredulidad, que el nuevo gobierno regional, que lleva ya muchos años en el poder, va a hacer del turismo una de las bases para la recuperación económica. A lo largo del extenso artículo leído no aparece la palabra gastronomía ninguna vez puesta en boca del Consejero de Grandes Eventos. Formación y Gastronomía, dos palabras que deberían ir unidas y que augurarían menos fantasías y un mayor crecimiento y presencia de nuestra esencia culinaria, y de servicio, en un mapa en el que por ahora somos casi invisibles. Si miráramos a comunidades más competitivas, y de las que reciben visitas turísticas de las de ahora, es decir, esporádicas, buscando un poco de campo, o de arte o de mesas a las que ir a visitar, veríamos como se trata de fomentar la enseñanza y la formación. En el País Vasco se ha iniciado, además de su basta história gastronómica, la creación del Basque Culinary Center, con lo que el en unos años cierta cocina de nivel tendrá, desde luego, más acento vasco, y cocineros de todo el mundo querrán ver como es la cocina del futuro. En Cataluña, desde el Institut de Cuina Catalana se editan libros que pretenden servir de parangón, y El Bulli está en vías, a falta de unos días para concluir su temporada y su historia como restaurante, de comenzar su transformación en lugar de peregrinación/formación de los jóvenes soñadores de todo el mundo para que la cocina se  abra a nuevas vanguardias.

    Y aquí, después de visto lo visto en las últimas trazadas del planteamiento turístico, comprobamos que ni se le ha hecho todo el caso necesario a la formación (¿es posible que un centro de formación no tenga dinero para su función?), ni se ha empujado la gastronomía ni lo relativo a su cultura, y el cuento del futuro parece más la venta de trajes invisibles de un charlatán que planteamientos reales.

    Dicen que quieren abrir hoteles. Y yo me pregunto ¿a esa gente quien les a atender convenientemente? Porque en una sociedad competitiva donde prima lo mejor, nuestra posición en el mundo de turismo brilla pos su ausencia, por más eventos que se propongan, seguimos teniendo los pies de barro.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook