Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 16
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS BLOG COMO SISTEMA PROMOCIONAL

     

    La red se ha convertido en un gran medio, o mejor, la red también es el medio. Ya no sólo prensa escrita, radio o televisión, son la base de campañas de cualquier tipo.

    Un claro ejemplo es la campaña que se  ha organizado en Jaén, “Virgen Extra Jaen2.0”, organizada por Fernando R Ortega, de IloveAceite.com, donde del 14/16 21 blogueros de diversos puntos del país conocerán de primera mano el trabajo de la elaboración del aceite y podrán ver de primera mano su producción, así como asistir a diversos y formativos actos donde el aceite será el protagonista

    La Diputación jienenses apoya éste evento tan sensato, y relativamente poco costoso, si tenemos en cuenta la repercusión que tendrá en cada uno de los bolgs, y como ejemplo de que los tiempos están cambiando, y que hay otras formas de hacer llegar las emociones al público.

    La inteligencia de usar la red es una apuesta por los nuevos tiempos, por las nuevas formas, más sociales, que pueden llegar a más gente de una manera más libre, ya que las opiniones personales son expuestas con franqueza en los diversos blogs.

    Al hacer muy poliédrica la visión de un evento nos encontramos con una exposición más popular y democrática. Tenemos más donde elegir.

    Un ejemplo ha seguir. La red es mundial, los periódicos, a lo sumo nacionales. Y los costes publicitarios son infinitos.

    Por todo ello me da la sensación de que los juegos imaginativos que podemos desarrollar en la red pueden ser más atrevidos, ya hay que un coste menor, de base. Y que gracias a las redes sociales, el número de ojos, oídos, puede ser, a la larga, mucho mayor.

    Para la gastronomía es impactante el número de referencias que podemos encontrar, alejados del envaramiento de ciertos juegos de poder que se han realizado a través de críticos más o menos formales. Ahora hay nuevos ojos y nuevas bocas dispuestas a pronunciarse de otra manera. Aprovechémosla.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook