Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 18
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    JOSE MARÍA VICENTE Y CASA CASTILLO PIE FRANCO 2006



     

    Michel Petrucciani es un músico que desde que oí su primer disco, y luego vi su imagen en una fotografía, siempre me ha fascinado. Alguien aparentemente  con todas las características para no tocar música es uno de los grandísimos maestros de piano jazz. No puede haber miedos ni complejos.

    Algo así me resulta la fortaleza y las creencias de José María Vicente, que siempre me lo acabo encontrando en los más diversos eventos donde él muestra orgulloso y seguro su vino, y él, siempre tiene una palabra simpática para mi presencia.

    Pero ahora resulta que el trabajo y esfuerzo de José María y todo su esquipo se ha visto reconocido como mejor vino del año por una de las más serias publicaciones que tratan el mundo del vino en nuestro país: Clásico y elegante le dicen, además de, estando en los tiempos que estamos, con una relación calidad precio portentosa. Pero hay una apreciación que me gusta mucho, y es la que comenta que “a veces se juzgan estos vinos demasiado jóvenes.”

    La perseverancia de estos conocedores del terruño y de las posibilidades que tienen, en este caso la Monastrell, las uvas que trabajan, los convierten en visionarios que muchas veces nos resulta imposible, o muy difícil, poder seguirlos. Pero deberíamos ser justos, pacientes, y naturales, como ellos lo son , estación a estación, incansables, para proseguir la lectura de sus trabajos de una manera sosegada, abierta, sin rémoras en el bolsillo.

    Hay que felicitar a esa raza de criadores de vinos. Que hoy ha sido José María en Jumilla, y otro año serán bodegueros del Bierzo o Toro, o Valencia, zonas donde la tierra tiene aún mucho que decir, y están aprendiendo a dejarla hablar. Es un placer para el mundo del vino el regalo que su esfuerzo y dedicación nos hacen. Botellas inolvidables. Lenguajes atronadores que ni habíamos soñado.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook