Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 27
    Noviembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Jean Claude Izzo


     

    El marsellés Izzo escribió tres novelas “noir”, la deslumbrante “Total Kheops”, la algo más irregular “Chourmo” y la intensa “Soleá”. Me costó encontrarlas, pero en unos meses he podido dar con ellas, leerlas y apasionarme con las andanzas de Fabio Motale, protagonista de esta saga donde la gastronomía marsellesa y los vinos de la zona un papel relevante.

    Parece un dato importante comprobar como en determinada novelística negra la gastronomía aparece como otro personaje más. Si Montalbán convirtió a Carvallho en un detective que hizo que su ayudante siguiera cursos de cocina y a lo largo de sus novelas encontráramos platos, restaurantes y muchos comentarios gastronómicos,  no fue ni el primero ni será el último.

    Izzo siente devoción por una gastronomía del “terroir”, donde pistous, boullavesas, pastas y pescados se mezclan con vinos de Bandol o rosados de la Provenza. Su literatura se convierte en una guía para conocer a fondo una ciudad y una región francesa. Seguirle, mientras bebe pastis y come en pequeños bistrot, es adentrarse en una realidad donde la mafia y el hip hop evidencian un presente nada alentador para la castigada ciudad de Marsella.

    Maigret, Montalbán, Camilleri y muchos otros autores muestran geografías gastronómicas. Pero Izzo las vive y las escribe de manera magistral. Usadas. Experimentadas. Incorporándolas a la realidad del relato como un hecho más, no como una detención o un descanso, sino como algo necesario para la vida marsellesa de su doliente Fabio Montale, con madre española y padre italiano. Mestizaje mediterráneo para quien quiere ver como es la realidad a través de las corruptelas de una sociedad que se ha visto inundada e invadida por esa maldición que llamamos Mafia, crimen organizado, y que se extiende como una mancha de petróleo, lenta y pesada.

    No duden en buscar los libros de Izzo, nuestras Bibliotecas públicas tienen sus ejemplares. Tal vez sueñen con acercarse hasta Marsella, apoyarse en una barra y disfrutar del pastis, de sardinas, de vinos que hablan de mediterraneidad. La buena literatura tiene eso, el don de transportarnos y generar deseos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook