Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 21
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    HISPANO: NUEVA TRADICIÓN

     

     

     

    La alegría con que me he encontrado tras la comida realizada el pasado viernes día 17, es la de poder decir, con la boca muy grande, que HISPANO, gracias a su nueva ubicación y a la sensatez de los cuatro hermanos Abellán, ha reencontrado el camino del que nunca debería haberse alejado. La clasicidad del siglo XXI.

    Carta ajustada de precios, tanto en la encantadora barra que recoge el espíritu de quien fue una de las grandes  barras nacionales, como en las confortables mesas de un estilizado salón donde incluso se puede saborear espiritualmente de esa pared del arte, por la que tienen previsto que tras el gran Pedro Cano, lleguen a pasar otros artistas de nuestro entorno, Haro, Salinas, etc.

    El salón ha dejado cierta frialdad que tuvo al inicio, arquitectos empeñados en la frialdad de la imagen elitista solo para los premios gremiales, para acercarse a una propuesta más aceptada por el público que debe de llenar estos espacios. Es el cliente quien manda, no olvidemos. Y Murcia no es, por muchos intentos ahora de turismo gay, un destino turístico.

    Pero el punto fuerte es el que encontramos un local donde el producto es respetado y transformado apenas, para ofrecer largas o cortas degustaciones, según quiera el cliente jugar, pero pudiendo encontrarse desde el guiso hasta el pescado salvaje o la carne de trazabilidad indiscutible, cocinada con cariño, sabiduría y la eficacia de poder llegar hasta el final, incluso después de haber degustado seis o siete bocados diferentes.

    Pero incluso en un sencillo sorbete  de pomelo rosa, con notas de ginebra Beefeter 24, se nota el cocimiento hostelero de esta familia, que ojala, poco a poco, pueda dejar jugar a sus conocimientos y lleguen a ofrecer éste mismo sorbete, casi Jordi Roca, con los detalles que lo conviertan en un postre infinito. El camino está trazado. Ahora todos debemos apoyarlo. Alegrándonos de volver a tener un lugar de referencia inexcusable.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook