Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 22
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL HISPANO DE MURCIA

     

     

    En unos días, con ese acerbo inexorable que tiene la vida, el tiempo y sus sucederes, el primer local donde cociné va a dejar de existir. O se va a transformar. O va a viajar unos metros, frente a frente, para llevarse toda esa historia que posee.

    El Hispano, cuando el bueno de Joaquín, su propietario, me dejó estar allí unos largos meses, era la otra gran cabeza de la cocina murciana. Manuel Martínez guiaba la cocina con mano férrea y clásica, Gabriel Roteta tenía el cometido de ir innovando e introduciendo nuevas recetas con aire eminentemente vasco. Entre uno y otro me dejaba jugar, y así hacía pastas, platos de aire francés, y todas aquellas alucinaciones que iba viendo en libros y revistas de la época, que acababan siendo comidas por la agradecida familia de Joaquín, que habían encontrado en mi presencia una posibilidad de variar su dieta y sus menús.

    Fueron unos meses altamente jugosos. Pasé por todas las partidas y recuerdo con cariño la pastelería, en el segundo piso, donde mientras oía los programas de Discopolis en Radio 3, elaboraba pasteles acompañado por la sonrisa pacífica de Gabriel, que con cariño solía decirme: “O eres un insensato o estas loco”.

    Hoy, como en un cuento de Juan Marsé, todos los fantasmas que habitaban el viejo caserón que componían las dependencias de servicio de Hispano, deben de viajar, también, hacia el futuro. Porque el pasado se compone de todo lo que hemos sido. Y siempre digo con orgullo que mis primeros cortes y quemados fueron en aquella cocina, donde se flambeaba y se daban muchas, muchas comidas.

    Hoy, mañana, el futuro también llevará la presencia del Hispano, como centro de expansión de la cocina Murcia, y de formación de futuros cocineros. Por eso les estoy agradecidos. Siempre fueron cariñosos, me sonrieron, y me llamaban “Vaporeto”, por mis aires venecianos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook