Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 20
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    COCINANDO POR LORCA


     

     

    Ha comenzado a llegar el material. Porque plantearse una tapa, aperitivo, o como ustedes quieran, para trescientas personas, no es que sea moco de pavo, ni algo demasiado sencillo. Más cuando cocinaremos entre  45 grandes cocineros nacionales el día 20 en Madrid para el evento “CUBIERTOS POR LORCA”, y de lo que se trata es de dejar a un nivel más que aceptable con ese plato de “guiso de trigo, chato murciano, alioli de peras D.O”.

    Han llegado las manitas de chato. Y las hemos repasado. Con un soplete gigante pedro les ha dado su sesión de calor. Mientras habíamos comenzado a aromatizar el agua donde vana hervir. Desde canela, pasando por albahaca romero y tomillo, laurel, tomate seco, clavo, pimientas de cinco tipos, y unos buenos huesos de jamón, hemos ido dejando en las muchas ollas que iban a contener la larga y lenta cocción de las más de 175 manitas, ya abiertas.

    El siguiente paso será deshuesarlas, y formar rollitos, que gracias a su gelatina, formaran un compacto cilindro que cortaremos y calentaremos a la hora de servir.

    En esa agua sabrosa, repleta de gelatina, herviremos los dos siguientes elementos. Por una parte el trigo, por otra parte los garbanzos.

    Utilizaremos únicamente dos verduras, hinojos y cebolla. Y finalmente haremos un tiradísimo tomate frito que recubra la piel de los cereales con una salsa/caldo untuosa y que quede presente en los labios de quien se acerque hasta nuestra mesa a probar el plato que con tanto esmero estamos ya preparando.

    Les veo la cara de ilusión a los tres cocineros que me llevaré para que, en realidad, sean ellos los protagonistas en Madrid. Estos días iremos afinando. Llegando al sabor que queremos lograr. Pora ahora estamos en tránsito.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook