Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 09
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CESA JAY MILLER. ¿AHORA QUÉ HACEMOS CON EL DINERO INVERTIDO?

     

     

     

    El día 4 de diciembre ha cesado Jay Miller como hombre de The Wine Advocate para España, Chile y Aregentina, lo que es lo mismo decir que Miller no aportará sus opiniones a la revista de Parker. Lo que quiere decir, que esas últimas catas hechas en España, entre ellas en la D.O Jumilla, con supuestas altas comisiones por catar, y con limitaciones por parte de ASEVIN para poder ir a entrevistar a Miller para que explicara su llamado caso “Mircia-Gate”, pues que quedaran para los trabajos que dice quiere hacer ahora, en la vinotera Bin 604, en el libro que quiere preparar o en la consultora que dirigirá.

    Hay negocios que salen bien, y negocios que no salen, y parece que si Miller, que ya hizo de las suyas al inicio de sus catas para TWA donde dio una alta nota a un mediocre vino de Jumilla, había venido a relanzar algunas zonas españolas, entre ellas la nuestra, la de Valencia , donde se nombran cifras entre 20 y 40 mil euros por catar (ver el comentario de Jim Loira en su blog, diciendo que Murcia ha pagado 29.000€ por la visita de Miller, a través de Pancho Campos, estas salen ahora, hecha la inversión, malparadas, y con sospechas de querer entrar en los grandes listados por una puerta no muy adecuada.

    No dudo de los esfuerzos honestos que se estén haciendo en las tierras jumillanas para que sus vinos alcancen el nivel adecuado y sean reconocidos internacionalmente, y que ese reconocimiento ayude al aumento de ventas sea hecho con la mejor de las intenciones. Pero esa maldita prisa por querer saltarse los tiempos generales puede llevar a efectuar forzadas acciones promocionales que pueden tener penalización entre otros catadores de nivel internacional. Y dejarnos, como esta vez, con el culo al aire el dinero entregado.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook