Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 18
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CENA DE ALTURA BAJO EL HERMOSO CIELO AZUL

     

     

     

    Hay varias cosas importantes a la hora de preparar cualquier cena que se preciE. Comenzaremos por la visita del mercado. Con la compra ajustada de los productos.

    Planificar es necesario para que el resultado sea el requerido.

    En la pequeña cocina de Anna descargamos las mochilas de buenas verduras, mariscos y peces.

    Conforme vamos montando el Buffet la amplia estancia cambia y parece un salón dedicado al placer de la comida y la bebida.

    Platos de mojama y hueva con almendras fritas, jamón ibérico, lomo, salchicha y longaniza de chato. Un impresionista plato de cigalas hervidas. Dos cuencos con tomate “Cuore de Bue”, uno aliñado con alcaparras y pasta de anchoa y el otro con mucho basílico y aceite. Una ensalada de mariscos con gambas, otra ensalada verde con maravillosos tomates “ciliegia”. Dos burratas de Puglia. Atún marinado con una mezcla de aceite, mostaza y soja que levanta pasiones, y un Carpaccio de vieiras, aceite, cerazas y rucula que le muestra como lo más sorprendente de la noche. Como final caliente un revuelto de morcillas y  tres tipos de cebollas, mojado con un efectivísimo Pie Franco de Bodegas Castaño. Algunos quesos para terminar la cena y abrir vinos tintos y un sauternnes 2002.
     Muchos alimentos de la tierra en esta noche veneciana que entra ofreciendo su hermoso cielo por las tres ventanas abiertas al mundo desde la Calle dei Greci.

    Ocho espumantes de diversas zonas, desde los cercanos geográficamente Valdobbiadene, al Piamonte, a Franciacorta o un extraordinario Ferrari 2006 del Trento. Con el Moscato de Martini compartimos una tarta de almendras con base hojaldrada de la reconocida pastelería Totinoli.

    Noche larga, de conversación y risas, y hay quien propone bajar a dar unos pasos por la cercana San Marcos para aligerar y conciliar mejor el sueño.

    Músicas del pasado, en el exterior el mundo tampoco parece haber cambiado tanto. La oscuridad se a apoderado del éste mundo marino. En el interior fotografiamos la extensa colección de botellas bebidas, disfrutadas. Ser feliz tiene estos riesgos.

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook