Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomia

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 17
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CARTA DE LIMA


     

    El hecho que mayor repercusión tendrá este año, y durante mucho tiempo, del festival gastronómico Mistura, celebrado en Lima, Perú, del 9 al 18 de éste mes  ha sido la carta abierta a los cocineros del mañana firmada por lo que se ha venido en llamar, de manera muy errónea me parece, el G9 de los cocineros, que no son sino el consejo Basque Culinary Center (Adriá, Acurio, Atala, Barder, Bottura, Bras, Hattori y Redzepi)

    La carta (http://www.abc.es/gestordocumental/uploads/Otras/declaraciones.pdf) plantea algunos interesantísimos puntos de vista: “La cocina constituye una poderosa herramienta de transformación y puede cambiar la alimentación del mundo gracias al trabajo conjunto entre los cocineros, los productores y los comensales”. La búsqueda del esfuerzo común donde la cadena de producción, transformación y disfrute circulen en la misma dirección planteándose una responsabilidad conjunta y protectora  sobre el destino de la tierra es un punto muy interesante para plantear la base de la concienciación de los tres escalones antes citados.

    Así comienza el texto en cuestión: “Tu trabajo depende de los frutos de la Naturaleza. Como resultado tienes la responsabilidad de defender la naturaleza y de utilizar tu cocina y tu voz como medio para la recuperación y promoción de determinadas variedades y especies. De esta forma, ayudas a proteger la biodiversidad, permitiendo a la vez el mantenimiento y creación de sabores y elaboraciones culinarias”. De poderoso carácter ecológico, que a la larga no es más que un cumplimiento de respeto adecuado a una tierra que no puede seguir funcionando con esquemas de una economía devastadora y de memoria corta.

    La esperanza de que muchos cocineros/as puedan hacer suyas estas palabras, estos conceptos, seguro que ayuda a que nos encontremos con un mundo más responsable, e indudablemente, como fin, mucho más sabroso. Con verdad en los platos.

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook