Blog 
Crónicas desde la telaraña
RSS - Blog de Davinia  Suárez

El autor

Blog Crónicas desde la telaraña - Davinia  Suárez

Davinia Suárez

Social Media manager y periodista, tiene la sensación de llevar toda la vida enredada en esa teleraña que llamamos internet. La curiosidad periodística y su pasión por el marketing son las razones que la impulsan a dejar la red de vez en cuando para salir a contar lo que allí sucede y mantenerse así...

Sobre este blog de Tecnologia

Lo que pasa en las redes, ya no se queda sólo en ellas.


Archivo

  • 16
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Voto contrarreloj

     Se acaban los plazos. Quien este jueves no haya ejercido su derecho al voto por correo para las Elecciones Generales del próximo domingo habrá perdido su oportunidad para hacerlo. Los votantes tienen claras las fechas -que la Junta Electoral Central ya había ampliado en dos ocasiones- pero Correos y Telégrafos o sus responsables, quizás no tanto. A falta de un día para el cierre definitivo de “urnas postales”, las redes sociales volvieron a ser el foro de multitud de quejas que se agruparon bajo la etiqueta #votoporcorreo y #yoquierovotar.

    Papeletas y documentos que nunca llegan, votantes que no reciben las papeletas de todos los partidos que se presentan, militantes que hablan de pucherazo o tongo en el ya de por sí fácilmente manipulable voto por correo, partidos -UPyD y PP- que solicitan una nueva ampliación hasta el viernes 18 de noviembre, Asturias, Galicia, Madrid y Cádiz, los más afectados por los errores y retrasos y Correos que aseguraba durante el mediodía de este miércoles que ya había repartido el 87% de las peticiones resumen el panorama de los días previos a la cita electoral. Y unos por otros, la casa sin barrer.

    Los conflictos por el voto postal no son una novedad en España, pero los cambios en la ley electoral que exigía la recogida de avales a los partidos sin representación han aminorado tanto los plazos que el servicio postal se ha visto sobrecargado. Con los altos porcentajes de abstención que caracterizan a las elecciones españolas, privar de su derecho al voto a aquellos ciudadanos que, intentando superar los inconvenientes de la distancia, lo han solicitado conscientemente, es casi un sacrilegio, pero no está muy lejos de la realidad.

    Caras largas, colas infinitas, internautas tuiteando su periplo a las oficinas de Correos, otros el recién recibido sobre con las papeletas a un día de finalizar el plazo y algunos reclamando fallos en las papeletas se han unido en una sola voz en la red. Y mañana más, que los empleados de Correos tomen un desayuno contudente que les espera un día intenso.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook