Blog 
Causas perdidas
RSS - Blog de M. Vallés

El autor

Blog Causas perdidas - M. Vallés

M. Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Nacional

Una cuenta atrás hacia las elecciones más importantes (y previsibles) de la democracia reciente.


Archivo

  • 14
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL 20-N SÓLO SE VOTA A MERKEL (–151 horas)

    Ustedes creen que el domingo votarán a Rajoy o, algunos menos, a Rubalcaba. En realidad, todas las papeletas depositadas en las urnas llevan impreso un solo nombre con mayúsculas, ANGELA MERKEL. Si a la canciller alemana no le complace el recuento, cambiará el Gobierno como ya ha hecho en Italia o Grecia. Es la candidata única y una bendición, vista la alternativa. El mantenimiento del ritual que sugiere que los electores deciden en las urnas el signo del ejecutivo, sólo demuestra que España sigue siendo un país anticuado y que se incorpora con retraso a todas las modernidades.
    Rajoy fue el primero en anunciar en campaña que España no necesita un Gobierno de técnicos –a traducir por junta militar–, como si el candidato popular pudiera ofrecer algo parecido a un liderazgo. Rubalcaba fue el segundo en afirmar que España no precisa un Gobierno de técnicos, como si el candidato socialista pudiera ofrecer algo parecido a una victoria electoral. Salvo que creamos los sondeos internos del PSOE, realizados seguramente encuestando a militantes del partido.
    Pese al énfasis de Rajoy y Rubalcaba, los mercados coinciden en que a España no la salva ni un Gobierno de técnicos. Si los inversores internacionales ya poseen la certeza de que la derecha gobernará en apenas seis días, ¿por qué siguen cargando contra España y disparando su prima de riesgo? Porque han depositado la misma confianza en Rajoy que Angela Merkel o que los votantes del PP. Además, la fe ciega en la tecnocracia no aclara el pedigrí de sus practicantes. ¿Es un técnico el gobernador del Banco de España, que lleva cuatro años censurando a los trabajadores y permitiendo primas indecentes a los ejecutivos financieros?, ¿es un técnico el presidente del Supremo, que condenaba a los reos con la expresión “espero que Dios se apiade de usted”?, ¿es un técnico el presidente del Banco Central Europeo, que trabajó en la misma firma Goldman Sachs que ayudó a maquillar las cuentas de Grecia? Si se trata de nombrar ministros a quienes han mostrado un notable aprovechamiento de unas elementales nociones empresariales, la cartera de Economía del gobierno de técnicos debe ser para Iñaki Urdangarín. De momento, millones de electores se entretendrán el domingo con su voto virtual porque, mirando la papeleta al trasluz, aparece su código oculto. ANGELA MERKEL.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook