PDF
SECTAS DESTRUCTIVAS Y ABUSOS A MENORES

Heide Fittkau y el ´anillo del amor´

 16:39  

A. HERRERO Pero, tal vez ha sido, la desarticulación de la Secta de Heide Fittkau Garthe en Tenerife, la que más luz ha arrojado sobre las relaciones sexuales con menores. Durante el interrogatorio llevado a cabo por la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía de Santa Cruz de Tenerife, la testigo Angela Gabriela Sieber-Kaiser contó como conoció a Heide Fittkau en 1984. Tras varios contactos esporádicos, el 15 de agosto de 1994 vendió todo su patrimonio y se instaló en Tenerife. Este es el testimonio recogido en las diligencias policiales 15/99, a las cuales tuvo acceso La Opinión de Tenerife.

"Por ejemplo, sé de una tal Astrid que estuvo encerrada una semana. El apellido no lo recuerdo. Tenía dos hijos junto a ella. Tuvo que soportar este castigo, para así aceptar a la señora Fittkau Garthe. En realidad, fue encerrada. Quiero decir que fue llevada a un pabellón y allí se le encerró bajo llave. Se le aisló completamente. Nadie podía hablar con ella o ir a verla", manifestó la testigo quién añadió: "Contactos sexuales sólo se hacían entre parejas. Sobre orgías yo no comprobé nada. Ella misma, en una ocasión durmió al mismo tiempo con dos hombres y esto lo contaba llena de orgullo".

Lo más grave de la declaración llega cuando Angela Gabriela narra a la Policía española lo que era el anillo del amor. "Este consistía en que cada uno tenía que dormir con cada uno de los demás. Padre con madre, hijos con padres, como parejas del mismo sexo. Cuando digo dormir me estoy refiriendo a la relación sexual. La señora Fittkau opinaba que el acto sexual había que llevarlo a cabo efectivamente, y no sólo quedarse en acciones preparatorias".

En la secta de Fittkau Garthe había dos menores, Nico de doce años y Melanie Schuber de ocho, los cuales fueron sometidos a abusos sexuales por parte de varios adeptos. Según esta misma testigo:" Fue a través de Johanna Zdzuij, como supe que en 1992, tuvo la señora Fittkau Garthe una relación sexual con ambos niños, Nico y Melanie. Ocurrió aquí en Hamburgo en la calle Agnestrasse. La señora Zdzuij me contó que ella había realizado felaciones y también intercambios sexuales. Lo había hecho con la finalidad de hacer dependientes a los niños".

Continúa su relato con la afirmación de que escuchó decir a Fittkau Garthe: "Cuando Melanie tenga dieciséis años engendrará a Jesús. Con esto opinaba que en una orgía ella sería fecundada por alguno de los hombres y nadie sabría quien iba a ser el padre del niño, del nuevo Jesús. Esto iba a ser así".

Pero el informe aporta datos acerca de la presencia de otros dos menores, Katrim y Vera de 8 y 6 años, respectivamente, que se encontraban en la secta junto a su madre Silvia Krejcsar. El padre de las pequeñas, Walter Krejcsar voló rápidamente desde Alemania con la intención de llevarse a las pequeñas después de los acontecimientos ocurridos el 8 de enero de 1998, cuando Baba, como se hacía denominar Heide Fittkau Garthe, intentó suicidarse con sus adeptos en Las Cañadas del Teide, acto que fue abortado tras una redada policial en el local que tenían en la calle Enrique de Anaga 23, en el barrio de La Salud, en la capital tinerfeña.

Otro dato importante lo aportó Johanna Zdzuj, quien relató como: "Heide Fittkau Garthe, en su pensamiento, había integrado a mi hija mayor en el grupo. Tenía hechos planes, aún sin estar presente, y ya le había escogido un compañero sexual: iba a ser el llamado Berthold Pieper. Por aquel entonces mi hija Nadja sólo tenía 14 años. Berthold Pieper debía tener, entonces, unos 25 años".

La otra cara amarga de la moneda lo representa el control económico de sus integrantes. Heide hizo creer que en Tenerife iba a construir un Instituto de Investigación y Entrenamiento prometiendo empleo a alguno de sus miembros, a cambio del desembolso de fuertes sumas de dinero. Por ejemplo, los testigos Angela Sieber-Kaiser, Alejandra Krebs y Margot Remlinger tuvieron que abandonar sus respectivos trabajos en Alemania y entregar la venta de todos sus frutos a Heide.

Según el sumario 165/98, "aparece un trío perfectamente organizado con reparto específico de tareas Heide Fittkau, Ulrike Pinkwart y Wolfgang Thamm, que movieron entre los años 1993/97 más de trescientos mil euros, con destino final a una cuenta personal de Heide en una entidad bancaria ubicada en Arafo".

Acaba señalando que: "Por último, significar que hemos pretendido en esta diligencia huir de las definiciones y conceptos teóricos, especialmente aquellos que nos indiquen lo que es verdaderamente una secta destructiva. Hoy, y cada vez más, nos lo brinda con todo lujo de detalles un reducido sector de la sociedad que hace de la problemática sectaria su modo de vida, cuanto menos, su especial dedicación".

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya